Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Por qué unas viviendas tienen seguro de hogar y otras no?

Los pisos pequeños y con menos habitaciones se aseguran menos que los inmuebles que superan los 60 metros cuadrados

El tamaño importa a la hora de asegurar una vivienda. Apenas un 31% de los apartamentos de 35 metros cuadrados o menos cuenta con seguro del hogar, mientras que la tasa de cobertura pasa al 77% si la superficie del inmueble oscila entre los 61 y los 90 metros cuadrados. Incluso, roza el 83% si rebasan los 250 metros cuadrados. Esta es una de las conclusiones de la Memoria social del seguro 2014, recién publicada por la patronal del seguro Unespa.

Otra es que cuantas menos habitaciones, más desprotegido. Apenas un 44% de las viviendas con una única estancia está cubierta por una póliza multirriesgo. En cambio, tiene seguro el 76% de las casas con cuatro habitaciones y alcanza el 87% para los inmuebles con siete o más cuartos.

A pesar de que los propietarios tienden a proteger las casas más grandes, resulta que el tipo de vivienda con más pólizas contratadas son los pisos. Un 82% de los residentes en bloques con más de 10 vecinos cuentan con una. Este porcentaje es del 69% entre quienes viven en un adosado.

Si hay cargas hay seguro. Las casas que presentan mayores tasas de cobertura son las que están hipotecadas. En concreto, un 92% de estos inmuebles está protegido por un seguro. La cobertura es más elevada si el piso se emplea para uso propio (80%) que si se destina al alquilar (70%). Por su parte, las casas de renta antigua son las menos propensas a estar aseguradas, apenas lo están seis de cada diez.

Entre unas y otras, son 17,8 millones las viviendas que están aseguradas en España, lo que supone que, de media, algo menos de un 76% de las familias españolas tiene seguro de hogar.

Cataluña es la comunidad autónoma donde hay más viviendas aseguradas (2,98 millones) de todo el país. Le siguen Andalucía (2,77 millones), Madrid (2,63millones) y la Comunidad Valenciana (2,1 millones). En estas tres regiones, la siniestralidad tuvo un coste de 324 millones, 352 millones de euros y 211 millones de euros, respectivamente.

Madrid, Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana abarcan la mayor parte de los siniestros e indemnizaciones, algo más del 60% de los incidentes sufridos en viviendas en toda España. Esto es lógico, dado que son las regiones más pobladas y urbanizadas, según Unespa. Las indemnizaciones a hogares catalanes suponen el pago de 364 millones de euros al año, lo que convierte a Cataluña en el lugar donde los percances en viviendas fueron más costosos en términos absolutos. Le siguen los desembolsos a familias madrileñas (352 millones), andaluzas (324 millones) y valencianas (211 millones). La Comunidad de Madrid es el lugar donde hay más siniestros (1,15 millones), seguida de Andalucía (1,12 millones), Cataluña (926.994) y la Comunidad Valenciana (599.192).

No obstante, las tasas de penetración más elevadas del seguro de hogar se dan en el norte y centro de España. En el País Vasco un 91% de las familias cuenta con seguro del hogar, por delante de Navarra (85%), Madrid (83%), Cantabria (83%) y La Rioja (82%).

Los siniestros más caros también se dan en el País Vasco. En esa comunidad autónoma un parte suele conllevar el pago de 396 euros por parte de la aseguradora. Le siguen, por gravedad, los incidentes que ocurren en Galicia (394 euros) y Cataluña (393 euros).