Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colt, el fabricante de pistolas y fusiles, suspende pagos tras 160 años

La compañía estadounidense acumula una deuda de 500 millones de dólares

Colt
Un comprador de armas prueba la carabina M4 de Colt REUTERS

La M4 Carabine es uno de los fusiles de asalto más comunes entre los militares de Estados Unidos. Es el arma que se eligió años atrás para sustituir el M16. También se usa en la primera línea de fuego en la batalla contra los reyes de la droga en Colombia. Pero el hecho de que sea el arma de elección en las guerras del siglo veintiuno no garantiza que la compañía que las fabrica sea viable. Colt Defense acaba de declararse en suspensión de pagos, cuando cumple 160 de historia.

La compañía fue fundada por Samuel Colt en 1855, aunque este inventor convertido a empresario fue pionero dos décadas antes en la producción en masa de un revólver. Con sus fusiles metió a la industria en una nueva dimensión, que le llevó a distanciarse de los rifles de un solo disparo, como el legendario Winchester. Por este motivo Colt es conocido como el que ganó el Oeste. De ahí a producir complejas semiautomáticas para operaciones tácticas. El pasado no es suficiente.

Lejos quedan los últimos años de la década de los noventa y primeros de 2000, cuando el negocio de Colt Defense fluía suave como la seda. El vuelco se hizo insostenible en 2013. Ese año la compañía perdió el suculento contrato para seguir suministrando el M4 a la armada estadounidense. En ese momento empezaron a aflorar los problemas, que se aceleraron por una caída continuada en las ventas de fusiles y problemas contables. Ahora acumula una deuda de 500 millones de dólares.

En la era de los drones, el concurso de acreedores permitirá a la compañía de West Hartford (Connecticut) buscar un comprador a precio saldo por todo el negocio o desprenderse de parte de sus operaciones en EE UU y Canadá, para pagar al medio centenar de acreedores. De momento cuenta con una línea de financiación de 20 millones que le permitirá seguir fabricando armas ligeras mientras reestructura su deuda. Es algo que ya tuvo que hacer en 1994.