Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los controladores aéreos convocan cuatro paros parciales en junio

Los paros serán en periodos de dos horas en los turnos de mañana y tarde los días 8, 10, 12 y 14 del mes que viene contra las sanciones a 61 trabajadores por el caos aéreo de 2010

Torre de control del aeropuerto de Madrid-Barajas
Torre de control del aeropuerto de Madrid-Barajas

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) ha convocado paros parciales para los días 8, 10, 12 y 14 de junio como medida de "rechazo a la decisión" de Enaire (dependiente del Ministerio de Fomento) de sancionar a 61 controladores aéreos del centro de control aéreo de Barcelona por el cierre del espacio aéreo en diciembre de 2010. Los paros en concreto serán desde las 10.00 a las 12.00 horas y desde las 18.00 a las 20.00 horas.

USCA acordó llevar a cabo estos paros parciales en su Asamblea nacional celebrada el martes. El 81 % de los integrantes de la Asamblea votó a favor de la convocatoria de huelga. Los paros se desarrollarán en periodos de dos horas en los turnos de mañana y tarde, según ha informado hoy en Madrid el sindicato que agrupa a más del 90% de este colectivo. La USCA "rechaza de plano" las sanciones impuestas por el conflicto de 2010 y las considera "completamente fuera de lugar". Añade que suponen un "torpedo en la línea de flotación" de las relaciones entre los controladores y el Ministerio de Fomento.

Enaire comunicó sanciones el pasado mes de marzo por el caos aéreo de 2010

Los controladores afectados por las sanciones que Enaire impuso en marzo por el caso de cinco años atrás comenzaron a recibier los expedientes hace dos meses, que "en su mayoría" eran suspensiones de empleo y sueldo, segú informó entonces USCA.

Con estas medidas sindicales de presión, "USCA demanda también la readmisión del controlador del ACC de Santiago, Marco Antonio Enríquez, despedido por AENA pos los sucesos de 2010, que, según auto judicial, están basados en hechos irreales", ha señalado la agrupación en un comunicado. El sindicato considera inadmisible que ENAIRE siga negándose a readmitir al controlador despedido hace ya 4 años, "una vez que los tribunales penales han desmontado los argumentos en que la empresa fundamentaba su decisión de despedirlo".

El sindicato ha repasado en una rueda de pensa esta mañana el recorrido judicial que ha seguido el conflicto de 2010. Ha señalado que el caso ha sido archivado o sobreseido en la mayoría de los juzgados, por ejemplo, en Málaga, Las Palmas de Gran Canaria, Gavá o Santiago de Compostela. "En este momento, sólo continúan en trámite las diligencias previas seguidas en los juzgados de Madrid y Palma de Mallorca, que, USCA confía, arrojarán el mismo resultado que en el resto de juzgados de España", ha explicado el sindicato.

Sanciones por el caos aéreo de 2010

Enaire decidió sancionar el pasado 21 de marzo a los 61 controladores que los días 3 y 4 de diciembre de 2010 no acudieron o abandonaron sus puestos de trabajo en protesta por la ratificación del límite máximo de horas que pueden realizar. Ante aquel desafío, el Ministerio de Fomento decretó el cierre del espacios aéreo en 2010.

Enaire justificó en marzo la sanción en que el juzgado de instrucción de Gavá, que llevaba el caso, concluyó en diciembre pasado que se había producido un "abandono del ejercicio de sus funciones" y "una alteración colectiva del régimen de trabajo distinta a la huelga", si bien no encontró motivo de sanción penal.

Tras los hechos de 2010, Enaire abrió expedientes laborales disciplinarios a los controladores involucrados en el conflicto de aquellas fechas. En mayo de 2011, ante la apertura de una causa penal por parte de la fiscalía, se suspendieron los expedientes. Al cerrarse el caso penal, Enaire retomó hace dos meses los expedientes y sancionó a 61 controladores.

"Esta resolución de Enaire, que se produce casi 5 años después del cierre del espacio aéreo, resulta especialmente incomprensible ya que las diligencias judiciales llevadas a cabo en veinte juzgados de toda España han concluido de forma contundente que no existió desobediencia ni abandono por parte de los controladores en los acontecimientos juzgados", critica hoy USCA.

Conflicto en plena negociación del convenio

Enaire y los representantes de sus controladores aéreos tienen dos años por delante, 2015 y 2016, para negociar un nuevo convenio, siendo de aplicación en todo este periodo el II convenio —dictado mediante el laudo arbitral de Manuel Pimentel emitido el 28 de febrero de 2011— en vigor por estar prorrogado.

La portavoz nacional de USCA, Susana Romero, cree que estos paros "no deberían afectar" a la actual negociación del III Convenio Colectivo, cuya mesa de negociación ha celebrado esta misma mañana una reunión, planificada antes de confirmarse los paros, según informa Europa Press.

Aún queda pendiente saber los servicios mínimos durante los paros, que según USCA han sido "abusivos" en otras huelgas generales y esperan que no afecte a la convocatoria. Por ello, desde el sindicato no han querido realizar previsiones sobre la incidencia en los paros.