OHL México presentará los resultados de la auditoría en cuatro semanas

KPMG será la encargada de analizar las obras del Circuito Exterior Mexiquense y el Viaducto Bicentenario, en el Estado de México

Un tramo de la estructura del Viaducto Bicentenario.
Un tramo de la estructura del Viaducto Bicentenario.Jorge Núñez / EFE

La filial de OHL en México dará a conocer a finales del mes de junio el resultado de dos auditorías al Circuito Exterior Mexiquense y el Viaducto Elevado Bicentenario, dos de sus obras más importantes de México. La empresa ha anunciado en un comunicado que serán las firmas internacionales KPMG, Jones Day de México y FTI Consulting las encargadas de analizar las finanzas de dos de las principales autopistas que la constructora tiene en el Estado de México y que se encuentran bajo la lupa después de que un escándalo de escuchas telefónicas destapara presuntas irregularidades en su operación.

 La empresa asegura que las auditorías son un nuevo esfuerzo para demostrar al mercado y a los inversionistas que OHL tiene en México el debido cumplimiento de sus contratos y “las mejores prácticas de gobierno corporativo”.

Una serie de conversaciones telefónicas grabadas y filtradas a YouTube expusieron charlas entre altos directivos de la filial en México. Los empresarios discutían sobre supuestas cifras falsas de tráfico que usaban ante las autoridades del Gobierno del Estado de México y que justificaban futuros ingresos de la constructora española.

Pablo Wallentin, uno de los directivos espiados, dimitió el pasado 11 de mayo para facilitar las investigaciones. El secretario de Comunicaciones del Estado de México, Apolinar Mena, también presentó su renuncia el pasado 17 de mayo. El alto cargo gubernamental fue exhibido públicamente con una conversación en la que pedía a Wallentin que le consiguiera una suite para su familia en un lujoso hotel de la Riviera Maya propiedad de OHL.

Esta semana OHL presentó en España los resultados de su auditoría interna, realizados por la firma Ernst & Young. “No hemos detectado ninguna irregularidad ni perjuicio para la Administración del Estado de México en el desarrollo de la concesión”, señalan las conclusiones.

La auditoría se refirió, no obstante, al “proceso de reequilibrio” de 2011 y a los aumentos del peaje contemplados ese año, cuando se modificó el Título de Concesión del Viaducto Elevado Bicentenario, durante el mandato de Enrique Peña Nieto como gobernador del Estado de México. Las llamadas del escándalo, sin embargo, están supuestamente fechadas en enero de 2015, días antes de que entrara en vigor un aumento de las tarifas cercano al 30%.

Este jueves el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, volvió a referirse al escándalo. “Es una manipulación y un fraude, algo mediático que no ha existido, hemos actuado con absoluta legalidad”. El empresario resaltó el resultado de la auditoría entregado por Ernst & Young. “Y así lo ratificarán todas las que se realicen".

Villar Mir también se refirió a las gestiones que hizo Pablo Wallentin, directivo de la empresa para pagar las vacaciones del secretario Mena. “Manifestó una amabilidad que va en contra el código ético de la compañía, que prohíbe realizar obsequios por valor superior a los 300 euros… por ello ya está fuera de OHL y no volverá nunca”. Mena defendió haber pagado los 124.000 pesos de su bolsillo (más de 8.000 dólares por su estancia). Días después renunció.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50