Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Movistar permitirá desactivar el pago por exceso de datos en el móvil

Los clientes deberán llamar a partir de este martes al 1004 o cambiarlo en la web para que les reduzcan la velocidad en lugar de cobrarles si exceden el consumo contratado

Telefónica Movistar
Una tienda de Movistar. REUTERS

Telefónica permitirá a partir de este martes que los clientes que tengan contratados datos por móvil dejen de pagar el exceso de consumo cuando excedan lo contratado en su plan Fusión o su franquicia, desactivando la opción Más Megas. Para ello, los abonados deberán comunicarlo a la compañía, bien a través del 1004, de la aplicación Mi Movistar o en una tienda de distribución.

Movistar cambió el pasado 28 de abril su política de datos para los nuevos clientes o a aquellos que cambien de tarifa por exceso de consumo de datos, de forma que una vez consumida los datos contratados, en lugar de seguir navegando a velocidad reducida, se extendía 500 MB adicionales a 1,5 céntimos por cada mega consumido.

Ahora corrige parcialmente esta política al permitir a sus clientes elegir entre pagar el exceso o reducir la velocidad como ya hacen Vodafone y Orange. De esta forma, una vez consumida la tarifa de datos incluida en los productos Fusión, con 500 megas para las ofertas más económicas o 2 GB para las más caras, el usuario puede elegir entre mantener la máxima velocidad en modalidad de “pago por uso” a 1,5 céntimos cada mega consumido hasta 500 MB adicionales (7,5 euros), o reducir la velocidad a 16 Kbps de bajada y 8 Kbps de subida sin ningún cobro adicional. La medida afecta también a los nuevos clientes de los contratos de móvil Vive, que incluyen 1 GB, 1,5 GB, 2,5 GB y 5 GB, por 12, 25, 33 y 24 euros al mes respectivamente. 

Con la medida anunciada este lunes, todos esos clientes podrán volver a la modalidad anterior en la que, una vez sobrepasado el límite, en lugar de pagar el exceso automáticamente se les reduce la velocidad hasta los 16 Kbps. Eso sí, deberán ponerse en contacto con la compañía a partir de este martes, día 19, y desactivar la opción Más Megas de su plan de tarifas.

El formato de cobro por exceso de datos es el que utilizan algunos operadores móviles virtuales, como Pepephone, cuya facturación es por consumo, sin bloques, con un precio por cada MB adicional de 3,63 céntimos de euro o Másmóvil, que cobra por esta misma cantidad por MB adicional y permite contratar un bono de bajada de velocidad por 1,21 euros al mes para cualquiera de las tarifas. Jazztel por su parte baja la velocidad a 64 Kbps aunque el cliente puede contratar bonos.

La operadora cobra 1,5 céntimos por cada mega de exceso

Vodafone decidió en febrero empezar a cobrar también por defecto a los nuevos clientes o aquellos que cambien de tarifa el exceso de consumo de datos con un precio por bloque de dos euros por cada 200 MB. Si bien el usuario tiene, en caso de este operador, la opción de desactivar el servicio y reducir su velocidad de navegación a 32 Kbps cuando alcance el límite contratado.

En el caso de Orange, la compañía reduce la velocidad a 32 kbps cuando se supera el límite de datos incluidos en la tarifa aunque el cliente, si lo desea, puede contratar 100 MB pagando un euro adicional. Por su parte, Yoigo no corta los datos al sobrepasar el volumen contratado, ni tampoco cobra el exceso. El cuarto operador con red propia opta por reducir la velocidad y tanto en las tarifas de contrato, de tarjeta y de Fusión a lo Yoigo, una vez superado el volumen contratado, se reduce la velocidad hasta los 128 Kbps, explican desde la compañía.

Más información