Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barcelona supera a Madrid como el principal mercado de Ikea en España

Las ventas caen en siete de las nueve comunidades en que opera el grupo sueco

Apertura de la tienda de Ikea en Alfafar (Valencia), en junio de 2014.
Apertura de la tienda de Ikea en Alfafar (Valencia), en junio de 2014.

Las ventas de Ikea volvieron a crecer en España el pasado ejercicio por primera vez en cuatro años, según adelantó su presidente a EL PAÍS y confirmó la compañía el mes pasado. Sin embargo, el análisis de las cuentas anuales de Ikea Ibérica, depositadas en el Registro Mercantil, muestra que el tímido crecimiento solo se debe a Cataluña, que se convierte en el principal mercado del grupo en España, y la Comunidad Valenciana gracias a las aperturas de nuevas tiendas en Sabadell (Barcelona) y Valencia. En todas las demás comunidades autónomas donde opera la filial española del grupo sueco, las ventas cayeron el pasado ejercicio.

La crisis económica, y en particular la menor venta de viviendas, han pasado factura a Ikea en España en los últimos años. La compañía ha frenado su plan de aperturas y buscado nuevas fórmulas comerciales. La empresa proclamó recientemente que las ventas habían vuelto a crecer en el ejercicio 2014, cerrado el pasado 31 de agosto. Sin embargo, la facturación cae en siete de las nueve comunidades autónomas en que el grupo sueco de muebles y decoración tiene establecimientos.

Sólo se libraron de la caída de ventas la Comunidad Valenciana (donde el grupo abrió su primera tienda el pasado año y, por tanto, era imposible que cayesen) y Cataluña, donde el nuevo centro de Sabadell, el mayor de Ikea en España, estuvo abierto todo el pasado ejercicio, frente a los nueve meses escasos del año anterior, en que abrió sus puertas.

Esa apertura de Sabadell permitió a Ikea crecer un 1% en Cataluña, hasta los 291,9 millones de euros. Eso fue suficiente para que Cataluña, con tres tiendas en la provincia de Barcelona, se convirtiese en el primer mercado de Ikea en España, por delante de Madrid, donde las ventas cayeron un 3%, hasta los 288,2 millones.

A considerable distancia, Andalucía es el tercer mercado del grupo, con 201,5 millones de euros en ventas el pasado ejercicio, un 0,7% menos que el anterior. Y mucho más lejos están el resto de las comunidades, todas por debajo de los 100 millones en ventas. Los descensos en la facturación de Ikea fueron especialmente bruscos en Murcia (-8,8%), afectada por la apertura en Valencia, Aragón (-8,5%) y Castilla y León (-7,5%). Asturias y Galicia resistieron algo mejor, con descensos inferiores al 3%.

Crecimiento del 3% para este ejercicio

Al final, el pequeño ascenso de Cataluña y los 31 millones facturados por la tienda de Valencia en solo tres meses permitieron a Ikea Ibérica crecer en torno al 0,6%, hasta los 1.076 millones, tras sufrir el año anterior su mayor caída de facturación desde que opera en España. Este año, según el informe de gestión, Ikea Ibérica prevé crecer un 3%, un incremento de algo más de 32 millones, a lo que contribuirá que la tienda de Valencia estará abierta todo el año. Además, fuentes del grupo señalan que la evolución está siendo positiva en el conjunto del mercado español.

El beneficio de la sociedad aumentó un 3,3%, hasta 47,5 millones por el aumento del margen bruto, esto es, por la mayor diferencia entre el precio de venta y de coste. Las ventas de muebles y complementos crecieron el 0,4%, hasta 1.027,8 millones y las de restaurantes, un 1,5%, a 48,3 millones.

La plantilla media del ejercicio aumentó un 9%, hasta 5.922 personas, debido a las nuevas aperturas. Ikea Ibérica tiene 15 tiendas en España: A Coruña, Alcorcón, Asturias, Badalona, Jerez, L’Hospitalet, Madrid, Málaga, Murcia, Sabadell, San Sebastián de los Reyes, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza. En las cuentas de esta sociedad no se incluye la tienda de Barakaldo (Vizcaya), que pertenece a Ikea Norte, ni las de Canarias y Baleares, que funcionan de forma independiente, como franquicias.

Las remuneraciones satisfechas a directores y miembros del Consejo de Administración en su condición de empleados de la sociedad por sueldos y remuneraciones variables aumentaron un 55%, hasta 7,01 millones.

Mejora de resultados en Portugal

La compañía explica en sus cuentas que cerró el ejercicio con un fondo de maniobra negativo por importe de 219 millones de euros, muy inferior al del año anterior. En todo caso, los flujos de efectivo que genera el negocio y las líneas de financiación disponible permiten hacer frente a los pasivos corrientes. Además, el grupo ha manifestado expresamente que prestará el apoyo financiero necesario para posibilitar el cumplimiento de las obligaciones de pago contraídas y asegurar la continuidad de sus operaciones.

Ikea Ibérica incluye también información en sus cuentas de las filiales directas. Entre estas destaca la filial portuguesa, Ikea Portugal Movéis y Decoraçao, que pasó de unas pérdidas de 5,4 millones en 2013 a unos beneficios de 21,2 millones en 2014. Ikea Norte, que gestiona el negocio en el País Vasco, redujo su beneficio de 7,5 a 6,9 millones

Por otra parte, en cuanto a la distribución del beneficio, el dividendo a repartir a la matriz se reduce a la mitad, de 80 a 40 millones de euros.