Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PRISA se centrará en el crecimiento del negocio tras estabilizar sus cuentas

Cebrián destaca que el grupo seguirá apostando por la televisión tanto en España y Portugal como en Latinoamérica

Jose Luis Sainz, consejero delegado, (izquierda) y Juan Luis Cebrian, presidente de PRISA.
Jose Luis Sainz, consejero delegado, (izquierda) y Juan Luis Cebrian, presidente de PRISA.

El Grupo PRISA (editor de EL PAÍS) se centrará en el desarrollo de sus negocios y las oportunidades de crecimiento de sus distintas áreas, incluyendo la audiovisual, una vez superadas las dificultades financieras por las que ha atravesado en los últimos años debido a la crisis económica global y de los medios, según anunció el presidente del grupo de comunicación, Juan Luis Cebrián, en la junta general de accionistas que se celebró este lunes en Madrid.

El máximo responsable de PRISA reconoció que 2014 "marcará un hito en el devenir" de la empresa y que las cuentas del último ejercicio "cierran el perverso ciclo en el que nos hemos visto envueltos desde hace más de siete años y anuncian una nueva etapa en la vida de la compañía".

Cebrián justificó que el foco primordial de la dirección del grupo en los últimos años haya sido la cuestión financiera para corregir un excesivo endeudamiento que ha llevado a una reestructuración de la compañía en circunstancias muy difíciles como "el tsunami financiero mundial" y un "cambio tecnológico de dimensiones históricas".

En este sentido, el presidente de PRISA destacó el esfuerzo de la reducción de la deuda que cifró en 3.500 millones de euros respecto a la cifra récord de 5.100 millones que alcanzó en 2008, coincidiendo con el derrumbe de los resultados operativos por el impacto de las crisis. Solo en 2014, la deuda neta bancaria de la compañía se redujo en más de 720 millones hasta los 2.582 millones con que se cerró el pasado diciembre.

El grupo estudia presentarse al concurso de seis licencias de TDT

Operaciones como la ampliación de capital suscrita a finales del verano por Roberto Alcántara a través de Occher, y el acuerdo para la venta de Canal+ a Telefónica, junto a la venta de otros activos como acciones de Mediaset España y las ediciones generales de Santillana, permitieron reducir el endeudamiento en operaciones de recompra de deuda con descuento medio del 25%, adelantándose casi en un año al cumplimiento de los requisitos del plan de refinanciación.

Aunque sin caer en los "triunfalismos de los políticos que consideran que lo peor ha pasado", Cebrián indicó que se han sucedido hechos significativos en la compañía que permiten contemplar el futuro con un mayor optimismo que años atrás. El objetivo es avanzar en una estructura de capital sólida y una deuda sostenible para no hipotecar las oportunidades de crecimiento y el desafío de la transformación digital.

"Ahora en cambio es momento de volver la mirada hacia el desarrollo de los negocios. Seguiremos desde luego trabajando para nuestros acreedores hasta una estabilización definitiva del balance, pero son los accionistas e inversores, que tanto han sufrido en los pasados ejercicios, así como los trabajadores y empleados de nuestras empresas quienes deben beneficiarse cuanto antes del indudable valor de la compañía", precisó.

Entre esas oportunidades de negocio estará el área audiovisual. Cebrián, en su discurso a los accionistas, desmintió "los análisis y rumores que inducen a creer que la venta de Canal+" significa el abandono del mercado audiovisual, y aseguró que el grupo seguirá apostando por la televisión, tanto en España y Portugal como en Latinoamérica.

El presidente del grupo asegura que 2014 cierra el "perverso ciclo" de la crisis y se abre una nueva etapa 

En este sentido, el presidente de PRISA afirmó que se están abriendo además nuevas oportunidades en países de América Latina como México y Colombia, y también en España, donde el grupo está estudiando presentarse al concurso que ha anunciado el Gobierno para licitar seis canales de TDT. "Estamos estudiando la oportunidad de presentarnos al mismo pues nos parece inadmisible la presunción de que habrían de utilizarse dichos canales principalmente para reforzar el duopolio actual. Resulta además muy cuestionable que el Gobierno proceda a licitar dichas concesiones en medio de una campaña electoral como la que se avecina y de la que con toda probabilidad saldrá un gabinete de diferente perfil al de la actual mayoría absoluta. La sospecha de que el proceso pueda ser utilizado como un método de premios y castigos al comportamiento de los diferentes medios de opinión es inevitable", dijo Cebrián.

El grupo también seguirá apostando por sus inversiones en Portugal, a través de Media Capital; la producción de ficción con Plural y el desarrollo de contenidos audiovisuales y canales digitales para ser distribuidos a través de la red, mediante la recientemente creada PRISA Vídeo.

Por su parte, el consejero delegado de PRISA, José Luis Sainz, señaló que el grupo mantendrá la política de desinvertir en aquellas áreas no rentables o no estratégicas, concentrando los recursos en las que tengan expectativas de fuerte crecimiento, en las actuales cuatro líneas de negocio, Prensa, Radio, Educación y Televisión.

El reto de la transformación digital

"PRISA se define como una compañía digital y será una compañía digital. Y dentro de esta filosofía, EL PAÍS será el principal motor del cambio" Con estas palabras, definía el consejero delegado de PRISA, José Luis Sainz, ante la junta de accionistas el primer eje de la estrategia del grupo. Para apoyar ese proceso, el Consejo decidió crear en su seno una comisión de trabajo para la transformación digital, y cuya presidencia recae en John Paton, un experto en estos procesos mundialmente reconocido.

Sainz destacó que EL PAÍS es la punta de lanza del grupo en este terreno porque lidera la transformación digital de los diarios en España, tanto en tráfico como en ingresos, incrementando año tras año el número de usuarios únicos y su presencia internacional. En la misma línea, el presidente del grupo, Juan Luis Cebrián, indicó que si la principal cabecera de la compañía es capaz de coronar la experiencia con éxito, servirá de ejemplo para acelerar la culminación del proceso en todas las unidades de negocio.

Sainz señaló que el citado Comité de Transformación Tecnológica ha establecido planes bianuales para multiplicar el tráfico, los ingresos y el tiempo dedicado por los usuarios a los productos del grupo, involucrando a todos los profesionales y, especialmente, a los periodistas. Una de las tareas más urgentes es la del desarrollo de las versiones para movilidad (tabletas y smartphones) de los productos.

El grupo ha adaptado su equipo directivo a esos planes de transformación en el último año. El relevo el pasado mes de octubre del puesto de consejero delegado, que ocupaba Fernando Abril-Martorell, se suma el reforzamiento de las responsabilidades del director financiero, Javier Lázaro, la incorporación de Andrés Cardó y de Manuel Mirat como consejeros delegados de PRISA Radio y PRISA Noticias, respectivamente y la llegada hace ahora un año de Antonio Caño como director de EL PAÍS y la reciente designación de Vicente Jiménez como director general de la SER.

Sainz también destacó las otras prioridades de PRISA como el desarrollo como productos globales de las principales marcas del grupo; la apuesta por la internacionalización, en especial, el mercado latinoamericano, incluidos los hispanohablantes de los Estados Unidos; el uso estratégico de los idiomas en los que nos expresamos, teniendo en cuenta que el español es el tercer idioma de la red, tras el chino y el inglés, y la creación de contenidos como elemento diferencial.

Más información