Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los fondos y sicav de Banco Madrid estarán congelados hasta julio

Los trámites del depositario, Cecabank, se complican por la acusación de blanqueo

Vista de la sede de Banco de Madrid en la capital madrileña. EFE
Vista de la sede de Banco de Madrid en la capital madrileña. EFE

El cierre y liquidación de una entidad siempre es complicado. Esto es lo que está demostrando el caso de Banco Madrid, pese a que es una pequeña entidad. Las autoridades están percibiendo lo enrevesado que está resultando cada paso que dan para deshacerse de la filial del andorrano BPA.

El último escollo encontrado son los fondos de inversión y las sicav, que no podrán tener liquidez aproximadamente hasta julio por los trámites necesarios que debe realizar Cecabank, el nuevo depositario. Estos pasos se complican por la acusación de blanqueo que pesa sobre la entidad, según fuentes del mercado, lo provocará que los fondos no estén operativos hasta dentro de unos tres meses.

El asunto es de gran calado porque en fondos de inversión y sicav, las sociedades de gestión de patrimonios con ventajas fiscales, agrupan 1.800 millones que pertenecen a más de 14.000 clientes. Este dinero no está afectado directamente por la liquidación de Banco Madrid, pero sí su liquidez.

Por el momento, tampoco los depósitos se han devuelto. El Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) pagará los 100.000 euros por titular de cada cuenta alrededor del 20 de abril, según cálculos de la entidad. Con este dinero cubrirá el 25% de los 600 millones depositados en Banco Madrid.

Unos 14.000 clientes con 1.800 millones están temporalmente atrapados

El culebrón de los fondos y sicav comenzó el 17 de marzo, hace 21 días, cuando la CNMV asumió el control de la gestora de Banco Madrid, tras suspender los reembolsos de los fondos y las sicav.

Después, el organismo presidido por Elvira Rodríguez intentó, sin éxito, encontrar un comprador para la gestora. Ante esta situación, el 31 de marzo pasado, la CNMV decidió que Cecabank fuera el depositario provisional de los fondos y las sicav. Pese a las declaraciones de Rodríguez comentando que la suspensión de reembolsos de estos productos “no va a durar mucho”, la realidad es otra.

Traspasar los activos financieros de una entidad intervenido por supuesto blanqueo de capitales es una operación compleja desde el punto de vista técnico, apuntan fuentes del sector que piden el anonimato. De hecho, los pasos que den los técnicos deben contar con el visto bueno del Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac).

El nuevo depositario, el banco de las antiguas cajas de ahorros, ya advirtió en el comunicado que aceptaba ser depositario de los fondos si se le permitía “verificar el cumplimiento de las condiciones técnicas establecidas para asumir esta función”.

Tras la acusación de blanqueo, Banco Madrid fue “desconectado de todos los sistemas de transferencias, pagos y compensaciones entre entidades. Ha sido expulsado de los sistemas Iberpay, Iberclear y Swift, el sistema internacional de intercambios financieros, lo que hará más difícil el trabajo de Cecabank”, apunta un competidor que conoce esta operativa.

En el mercado no se cuestiona la decisión de elegir a Cecabank ya que es el mayor depositario español, con activos valorados en 70.000 millones. Además, Cecabank también es el depositario para Banco Madrid de los fondos de inversión y las sicav comercializadas por BMN y Liberbank. Los productos vendidos por estos dos bancos no han sufrido reembolsos por la crisis de su dueño.

Con 88 sicav en su haber, Banco Madrid era uno de los grandes del sector en España. Entre sus clientes hay muchos nombres célebres como María Ángeles Aristaráin de la Cruz, de Arcelor, empresarios dedicados al jamón ibérico de Guijuelo (Salamanca), como Bernado Hernández García, el exjugador del Real Madrid, Roberto Carlos, el famoso inversor indio Ram Bhavnani, la familia Carceller, así como otros nombres ilustres: Colón de Carvajal Osborne y José Ignacio Sánchez Bescós, fundador de la página web Bescom.com, entre otros.

Más información