Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Talgo encarrila su salida a Bolsa

El fabricante de trenes, que inició su actividad en 1941, se lanzará al parqué

Talgo Ver fotogalería
Primer Talgo en pruebas entre Madrid y Guadalajara, octubre de 1942.

Los trenes que fabrica Talgo han llegado antes al desierto de Arabia Saudí que a la Bolsa. La compañía lleva desde 2002 tanteando la posibilidad de comenzar a cotizar, pero siempre termina por echarse atrás. Esta vez, sin embargo, parece la definitiva. Comunicó este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el regulador bursátil español, que saltará al parqué a través de una oferta pública de adquisición (OPV).

El tramo que separa las localidades madrileñas de Leganés y Villaverde fue el primer trayecto en el que Talgo, en 1941, experimentó con una locomotora de vapor el transporte sobre raíles. Un año después la compañía fabricó su primer vagón, el Talgo 1, que salió de su taller de Oñate, Gipuzkoa. En 1942 un Talgo era ya capaz de recorrer la distancia entre Madrid y Guadalajara alcanzando los 115 kilómetros hora, Una velocidad de vértigo para la época.

Los trenes que hoy fabrica la compañía circulan por las vías de España, Portugal, Francia, Suiza, Italia, Estados Unidos, Kazajstán y Uzbekistán. Su modelo Avril alcanza los 380 kilómetros por hora y el fabricante ferroviario es, además, el proveedor de los trenes del AVE del desierto, que unirá Medina y la Meca. La primera máquina partió en barco el 12 de diciembre desde el puerto de Barcelona con destino a las costas del Mar Rojo.

Ante la atonía del mercado español de infraestructuras con la llegada de la crisis, Talgo optó por acelerar su internacionalización y el año pasado la facturación en el extranjero superó a la lograda en el mercado español. A pesar de todos esos hitos, la compañía maneja ahora cifras de negocio más bajas que en 2009. Aquel año su facturación era de 395 millones de euros, según revelaron medios económicos. En 2014 fue de 384 millones, y su beneficio bruto de explotación (Ebitda), de 90 millones. La publicación de esos dos datos de manera oficial por parte de la propia compañía es casi otro hito, ya que hasta ahora han sido muy opacos. Esto deberá cambiar si quieren estrenarse en Bolsa, ya que el regulador bursátil exige transparencia y la publicación periódica de los resultados financieros y de los concursos en los que logre adjudicarse proyectos importantes.

Talgo no reveló este martes tampoco cuántas de sus acciones fluctuarán en el mercado, pero fuentes del sector calculan que serán unos 500 millones de euros, lo que equivaldría al 40% de los títulos, según Europa Press.

En la actualidad, el fabricante es 100% propiedad de Pegaso Rail International, un holding del que Trilantic Capital Partners tiene un 63% del capital, la familia Oriol otro 20,3% y el fondo de capital riesgo MCH Private Equity, el 16,2% restante. La firma sacará a la venta parte de sus acciones, y no reservará un tramo a pequeños ahorradores en la colocación, sino que se dirige exclusivamente a inversores institucionales. Teniendo en cuenta que no realiza una ampliación de capital —que supondría una inyección nueva de fondos— ya que ha optado por vender parte de los títulos ya existentes, la salida al mercado es más bien una forma de dar liquidez a sus actuales accionistas.

Más información