Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Personal doméstico muy a medida

Home Staff se precia de compatibilizar mejor que nadie al cliente con el trabajador

Javier Enrich, consejero delegado de Home Staff.
Javier Enrich, consejero delegado de Home Staff.

Por muchos años, Javier Enrich trabajó como consultor de desarrollo de negocio para empresas. Lo hizo a través de Advinci, un modelo de consultoría enfocado hacia la externalización (outsourcing) y dirección de Marketing. "Nuestro trabajo consistía en asesorar a otros sobre como montar una empresa. Aquello, evidentemente, me aportó mucha información sobre qué hacer a la hora de montar una empresa. Al final, tomé la decisión de montar algo, de construir algo que pudiera hacer crecer año a año".

Así, en 2011, creó Home Staff, una empresa que selecciona personal doméstico. "El proyecto surgió como uno más y comencé a desarrollarlo con mi mujer. Al poco tiempo, nos dimos cuenta de las muchas posibilidades que tenía". Con el tiempo, Enrich fue traspasando sus funciones en sus otros negocios para concentrarse exclusivamente en su nuevo proyecto.

Enrich asegura que Home Staff basa su desarrollo en que "cada tipo de familia tiene sus necesidades. No se trata de enviar siete u ocho candidatos cualquiera y que el cliente elija. Nosotros nos encargamos de hacer una selección previa del personal. Si hay algún problema de adaptación o el trabajador renuncia, resolvemos inmediatamente la situación enviando a otra persona".

En su negocio, afirma Enrich, "las circunstancias de las familias han cambiado mucho y en muchos aspectos. Por ejemplo, está el hecho derivado de que un 70% de las empresas del IBEX obtengan la mayor parte de su facturación del mercado exterior. Esto ha llevado a que muchos directivos tengan que vivir fuera de España y que vivan esta experiencia con sus familias, cuando antes tan solo era el cabeza de familia quien salía, quedando aquí la mujer a cargo de los hijos". El fundador de Home Staff relata que es "muy importante ofrecer soluciones globales a los clientes, estén donde estén", y ofrecer algunos ejemplos: "Tuvimos que resolver peticiones como la de un hombre separado, con custodia compartida sobre sus hijos, que nos pedía a una persona que durmiera en su casa dos semanas sí y dos no. O la de una ejecutiva que trabaja en Londres los martes y los miércoles y que quiere que lunes, jueves y viernes vaya una señora a su casa a hacer la cena".

Enrich enfatiza la palabra "confianza" para su negocio. "Para poder hallar el candidato ideal para cada caso, el cliente tiene que desnudarse ante nosotros, revelarnos sus hábitos familiares. Esto es una gran prueba de confianza a la que tenemos que responder. Tenemos muy presente que nos están contratando para que cuidemos de lo más valioso que tiene cada uno: casa, hijos, personas mayores... Esto hace que nos esmeremos mucho en la búsqueda del mejor de los candidatos posibles. Para conseguirlo hacemos entrevistas personales, prueba de conocimiento y comprobación de referencias", explica. A todo esto hay que sumar algo que para este emprendedor es imprescindible: "Nosotros pedimos a los candidatos, sin excepción, que tengan regularizada su situación laboral, que vengan con sus papeles".

Home Staff no solo se implica en resolver las necesidades de sus clientes, sino que "se puede decir que la empresa, desde el momento en el que comienza su actividad, busca que a las personas que realizan el trabajo doméstico se las valore adecuadamente". Esto último no implica, según Enrich, solo aspectos como la retribución económica o que el trabajador tenga sus documentos en regla, sino "también que el trabajador pueda acceder a una adecuada formación profesional. Para eso, además de tener un centro de formación en Barcelona, podemos desplazarnos y dar la formación necesaria allí donde nos diga nuestro cliente".

Esta es la forma en la que esta empresa ha ido creciendo hasta tener cuatro sedes. "Además de Sant Cugat, Barcelona y Madrid, acabamos de abrir en Londres para atender al mercado anglosajón". Para este año, la firma prevé facturar más de la mitad en el mercado internacional; y superar las 12.000 visitas en Internet y los 13.000 seguidores en Facebook. Aparte de esto, la empresa busca ampliar sus dos bases de datos, una con 5.000 familias y otra con más de 9.000 referencias de empleados de hogar. "Nuestro principal punto fuerte, además de poder mostrar un éxito tangible en nuestro trabajo, está en poder contar con un equipo de trabajo potente, autosuficiente y multidisciplinar", concluye Enrich.