Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andorra allana el terreno para la liquidación ordenada de BPA

El Ejecutivo prepara un proyecto de ley de reestructuración financiera para evitar el concurso de acreedores

El Gobierno de Andorra allana el terreno para una liquidación ordenada de Banca Privada d’Andorra (BPA) al preparar un proyecto de ley de reestructuración del sistema financiero para evitar el largo proceso que supondría ir a concurso de acreedores. El ministro de Finanzas y Función Pública, Jordi Cinca, afirmó este miércoles que encima de la mesa hay ahora dos opciones: o una reestructuración de la entidad o su liquidación. “Me resulta muy difícil pensar en una solución que no pase por la reestructuración. Es imposible que la entidad actúe bajo las actuales siglas y estructura”, aseguró el ministro, quien recordó que BPA sigue teniendo todos los canales exteriores cerrados.

Fuentes conocedoras de este proceso explicaron que el Ejecutivo está tratando de consensuar el texto del proyecto con la oposición y la banca para dar una imagen de unidad ante los mercados. “Somos muy débiles en el contexto internacional”, indicó Cinca, quien añadió que por ello el Gobierno necesita ir “de la mano de todas las fuerzas políticas del país”. Sin embargo, el Ejecutivo de centroderecha no podrá actuar con la rapidez que requiere la situación, puesto que se halla en funciones y hasta el lunes no se constituye el parlamento.

Cinca no pudo precisar cuándo terminará la suerte de corralito en la que se hallan los clientes de BPA, a los que solo se les permite mover 2.500 euros semanales. El ministro recordó que esas restricciones seguirán mientras los bancos corresponsales mantengan cerrada la operativa con la entidad. “No tenemos el flujo normalizado con el mercado internacional, donde la entidad tiene la mayoría de sus activos depositados”, agregó. A pesar de que aseguró que Andorra “no se halla en esa dinámica”, Cinca dijo que los depósitos están garantizados hasta los 100.000 euros.