Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pinterest entra en el club de los 10.000 millones de dólares

En Silicon Valley solo Uber, Palantir, Dropbox y Airbnb lo superan

Se espera que salga a Bolsa este año

Pinterest
Ejemplo de tablón en Pinterest.

La red social de fotografía Pinterest ya vale más de 10.000 millones de euros (casi 11.000 millones de dólares), tras una ronda de financiación en la que ha conseguido 347. Hace menos de un año, en mayo de 2014, alcanzaba la cota de los 5.000 millones de dólares. La red social visual, cuyo público sigue siendo mayoritariamente femenino, se ha convertido en la gran sorpresa dentro del explotado mundo del contenido social.

Pinterest, cuyo mayor accionista y en gran parte artífice del despegue es el gigante del comercio electrónico Rakuten, es uno de los unicornios más deseados, como les gusta denominar a los accionistas a las empresas cuya valoración supera los mil millones de dólares. En Silicon Valley cuentan con el apoyo de dos pesos pesados, Andreessen Horowitz y Bessemer.

Son pocas las startups de Silicon Valley valoradas en esta cifra. Tan solo Uber, Palantir, Dropbox y Airbnb lo superan. Fuera de Silicon Valley, Xiaomi es la única por encima de Uber. Les siguen Snapchat, Space X y Flipkart.

Según el documento presentado por la red social, la compañía afronta un futuro optimista que ya se considera la antesala de la salida a Bolsa: “Este capital adicional se usará con fines corporativos, incluido el impulso internacional”. Desde 2014 el crecimiento de la red social ha sido de un 135% en tráfico y un 40% en nuevas cuentas.

En el campo de las redes sociales se enfrentan a competidores que ya cotizan en bolsa, como Facebook, cuya valoración al cierre del mercado el lunes casi llegaba a los 220.000 millones de dólares, LinkedIn, con 32.000 millones y Twitter, que roza los 30.000 millones.

Pinterest nació en 2010 con una finalidad clara, coleccionar imágenes, con o sin texto, de manera sencilla, para después compartirlas con contactos. La mecánica, basada en una metáfora, ha sido clave para su expansión. Trasladaron el clásico tablero con chinchetas, primero al ordenador, y después a las pantallas de móviles y tabletas.

Su modelo de negocio se ha basado en pequeñas comisiones por ventas de objetos a partir de su servicio, sobre todo en moda, dado el marcado acento femenino de su público. A finales de 2014 comenzaron a incluir, siguiendo la estela de Twitter, los ‘pines’, como se llama cada objeto de sus servicios patrocinados.

Evan Sharp, fundador de la red social, contaba en una entrevista con EL PAÍS, cómo surgió su exitosa idea: “Cuando estudiaba la carrera quería tener guardados los enlaces que me interesaban pero no por el texto, sino por las imágenes, que es lo que me interesaba al estudiar arquitectura. Aprendí a programar y, para uso entre colegas, lo usábamos. Hice que de cada enlace tomase las imágenes y las ordenase de manera sencilla”. También matizó cómo durante este año van a centrar sus esfuerzos en atraer también al público masculino.

En verano anunciaron la compra de una empresa fundada por dos jóvenes, Icebergs, cuya tecnología forma parte de Pinterest, pero el servicio echó el cierre.

Más información