La deuda de las empresas del Ibex crece en 2014 tras años de austeridad

Las firmas del Ibex, salvo los bancos acumulaban un endeudamiento de 174.663 millones

Vista de la Bolsa de Madrid.
Vista de la Bolsa de Madrid. Claudio Álvarez

La deuda de las empresas ha sido durante la larga crisis el termómetro del miedo de los inversores. La recesión cogió a las compañías españolas muy endeudadas y el resultado fue una carrera acelerada por soltar lastre. Los enormes gastos financieros, con unos mercados cerrados y unos ratings muy castigados por las agencias de calificación, obligaron a los gestores a achicar deuda, principalmente a través de desinversiones. Esta cultura de la austeridad, sin embargo, parece haber encontrado un punto de inflexión en el ejercicio 2014. Las compañías del Ibex 35 —exceptuando a los bancos— aculaban un endeudamiento neto de 174.663 millones el pasado 31 de diciembre. Se trata de un aumento de tan solo el 1,24% respecto al año anterior, pero es muy significativo si se tiene en cuenta que es la primera vez en cuatro años que la deuda crece.

El incremento de la deuda y la todavía renqueante capacidad de las compañías para generar flujo de caja se tradujo en un repunte del apalancamiento (ratio que compara el resultado de explotación con la deuda). Si en 2013 las compañías del Ibex tenían que dedicar 5,1 veces el resultado de explotación de ese año para dejar a cero el contador de su deuda, en 2014 el ratio subió a 5,44 veces. Los gastos financieros de las compañías (pago de intereses), también aumentaron ligeramente durante el pasado año.

Gas Natural fue la compañía que más elevó su deuda durante el pasado año. Los compromisos financieros de la compañía energética aumentaron en 2.690 millones debido fundamentalmente a la adquisición de la sociedad chilena Compañía General de Electricidad. En segundo lugar, destaca el aumento de la deuda de Grifols (1.148 millones) consecuencia de la compra de la unidad de diagnóstico transfusional de Novartis. La tercera compañía que más elevó la deuda fue Endesa. En el caso de la eléctrica, el apalancamiento se debe en gran parte al pago de un dividendo extraordinario.

En el lado contrario, la compañía del Ibex que más redujo su endeudamiento en 2014 fue Repsol. La petrolera rebajó esta partida en más de 3.400 millones. Sin embargo, esta cifra no tiene en cuenta la reciente compra de la compañía canadiense Talisman, por lo que el apalancamiento de Repsol volverá a crecer en los próximos trimestres. Iberdrola, Abengoa y Sacyr fueron las siguientes compañías que más rebajaron sus compromisos financieros durante el pasado curso.

En el Ibex 35 hay solo cinco compañías (Inditex, Técnicas Reunidas, Mediaset, Gamesa y BME) con posición financiera neta (lo contrario a la deuda). En el caso de Inditex su posición de caja al cierre de su tercer trimestre fiscal ascendía a 3. 626 millones de euros. La segunda mayor posición neta de tesorería es la de Técnicas Reunidas, con 664 millones, seguida por Mediaset con 265 millones. Destaca el caso de Gamesa, que ha pasado de tener una deuda de 420 millones al cierre del ejercicio 2013 a contar con una caja de 143 millones. Como el sentimiento del mercado ha cambiado, los inversores empiezan a demandar a aquellas compañías con una holgada situación financiera que hagan algo con su caja: o bien que crezcan mediante adquisiciones; o bien que rompan la hucha y paguen un dividendo extraordinario.

Sobre la firma

D. F.

Es el jefe de sección de Negocios. Es licenciado en Ciencias de la Información y tiene un máster en periodismo por EL PAÍS-UAM. Inició su carrera en Cinco Días y desde 2006 trabaja en EL PAÍS, donde se ha especializado en temas financieros. Ha ganado los premios de periodismo económico de la CNMV, Citigroup, Aecoc y APD.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS