Putin critica la compra de trenes Talgo a España

El presidente ruso cuestiona la operación de compra de 140 vagones hace cuatro años

La ministra de Fomento, Ana Pastor, de visita oficial en Moscú en 2013.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, de visita oficial en Moscú en 2013.EFE

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha criticado este miércoles con dureza la compra de 140 vagones de tren a la española Talgo por parte del monopolio estatal Ferrocarriles Rusos (RZHD). “¿Es tan importante la compra de material rodante en el extranjero en las circunstancias actuales? ¿Era realmente necesario comprar trenes en el extranjero sin garantizar encargos a nuestras empresas?”, ha espetado a su ministro de Transportes, Maxim Sokolov, durante una reunión gubernamental, según informan varias agencias de noticias del país. “¿Entiendes lo que quiero decir? 140 vagones comprados en España. ¿Por qué justo ahora?”.

Más información
Talgo inaugura una oficina en Moscú para consolidar su presencia en Rusia
Repsol y Talgo encabezan el desembarco de las empresas españolas en Rusia
Moscú se sube al vagón

El titular de Transportes ha respondido a Putin que el contrato con Talgo fue firmado hace cuatro años y que el 80% de los pagos ya han sido abonados al fabricante español. “Ya hemos recibido 120 de los 140 vagones; el contrato se encuentra en su fase final y no tenemos nuevos acuerdos para la compra de trenes en el extranjero”, ha replicado Sokolov al presidente ruso. A finales de 2013 Talgo abrió una oficina comercial en Moscú para reforzar su presencia en el mercado ferroviario del país.

El contrato para la venta de los trenes se firmó en junio de 2011, cuando la economía rusa crecía al 4,3% y el precio del petróleo, responsable del 68% de sus exportaciones y de la mitad de sus ingresos presupuestarios, aún cabalgaba por encima de los 100 dólares. Cuatro años después la situación es bien diferente: el crudo ha caído un 50% en el último tramo de 2014 y el FMI prevé que la economía rusa retroceda un 3% este año y un 1% en 2016, en medio de una espiral de sanciones comerciales cruzadas con sus antaño aliados occidentales.

Seis de los siete trenes adquiridos, con un total de 20 vagones cada uno, ya están en Rusia. Una vez concluya la fase de pruebas, cuatro de ellos cubrirán el servicio entre Moscú y la ciudad rusa de Nizhni Nóvgorod, pese a que, en un principio, habían sido adquiridos para conectar Moscú con Kiev. La crisis ucrania, en cambio, truncó los planes. Los tres trenes restantes conectarán Moscú con Berlín.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS