Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia Express y Ryanair disparan su tráfico en enero por encima del 20%

La aerolínea irlandesa registra su mejor inicio de año desde que opera en España

Un avión de Iberia despega en Madrid-Barajas
Un avión de Iberia despega en Madrid-Barajas REUTERS

La irlandesa Ryanair e Iberia Express, la filial de bajo coste de Iberia, son las dos grandes vencedoras de enero en los aeropuertos españoles. Ambas compañías dispararon su tráfico al inicio del año. Ryanair, la aerolínea con más pasajeros en España, registró una subida de viajeros del 24%, hasta los 1,53 millones. Iberia Express, en su primer enero sin conflictos laborales abiertos, escaló dos puestos en el ranking de compañías aéreas por pasajeros, tras crecer el 26% y registrar 262.953 viajeros.

Enero fue un buen mes para el sector aéreo en España. En conjunto, los aeropuertos registraron un 5,3% más de tráfico, hasta los 11,5 millones de viajeros, la mayor cifra para el inicio de año desde 2012. El crecimiento, sin embargo, no fue uniforme: las grandes instalaciones tiraron de la estadística, en especial, Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, así como algunos destinos costeros como Málaga e Ibiza. En todos estos lugares, precisamente, opera Ryanair.

La low cost irlandesa, líder en España por pasajeros, en 2014 registró 27,34 millones de usuarios, cifra ligeramente inferior a la del año anterior y casi dos millones por debajo de la de 2012. En 2015, sin embargo, arranca con mucha fuerza y logra el mejor enero desde su llegada a España, en 2002. La evolución al alza de sus cifras coincide con un cambio de estrategia: ahora opta por aumentar su actividad en Madrid y Barcelona, a costa de seguir reduciendo su oferta en aeropuertos secundarios que años atrás fueron su gran apuesta, como el de Girona o el de Jerez. Las grandes capitales, justifica la empresa, tienen más actividad de pasajeros de negocios, el nuevo nicho que quiere conquistar, y también registran buena demanda de turistas de fin de semana, incluso en invierno.

En cuanto a Iberia Express, sus cifras son todavía tímidas en comparación con Ryanair, pero crecen a grandes zancadas desde que su matriz firmó la paz con los sindicatos, en febrero de 2014. Mientras Iberia está apostando por inaugurar conexiones de largo radio, su socia low cost, fundada en 2012, se encarga cada vez de más destinos domésticos y europeos. El crecimiento de la filial no ha llevado al tráfico de Iberia a los números rojos, ya que también registró mejor evolución en enero, con un crecimiento del 7% respecto a 2014. Madrid-Barajas, que ha disparado su tráfico el 9,7%, es el mayor beneficiado del tirón de estas empresas.

El rápido crecimiento de Iberia Express, sin embargo, tiene un techo ya marcado: la dirección se comprometió con la plantilla de la matriz en 2014, para evitar más huelgas, a tener un crecimiento moderado que no dañe la actividad de Iberia, y pactó que la filial de bajo coste solo puede disponer de 25 aviones como máximo en 2017. Este año su flota alcanzará las 20 aeronaves.

Norwegian, la gran sorpresa de 2014, es también la tercera compañía con mejor evolución al inicio de 2015, cuando creció el 17%. En su caso, el avance llega gracias a la ampliación de su oferta a lo largo de 2014, ya que inauguró bases y suma ya seis en España. Vueling, la segunda aerolínea con más demanda en España y que en Barcelona concentra la mayor parte de su actividad en España, creció otro 8% en enero. La peor evolución entre las grandes compañías la registró Easyjet, que perdió el 6% de sus pasajeros al inicio del año.