Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yahoo separa los activos de Alibaba

La venta de acciones que controla en el portal chino en su estreno en Wall Street multiplica por cinco el beneficio anual

Marissa Mayer, consejera delegada de Yahoo, en Davos
Marissa Mayer, consejera delegada de Yahoo, en Davos Bloomberg

La ejecutiva de Yahoo autorizó este martes separar en una compañía independiente los activos que la compañía controla en Alibaba, valorados en cerca de 40.000 millones de dólares si se toma como referencia el precio al que cerraron las acciones el pasado lunes. El objetivo de esta maniobra es reducir el impacto fiscal tras el estreno bursátil del portal de comercio electrónico chino.

Yahoo tiene 384 millones de acciones, equivalente al 15,4% del capital. El equipo contable de la sociedad que dirige Marissa Mayer llevaba dos años tratando de identificar la transacción más apropiada para maximizar el valor de la inversión que hizo el cofundador Jerry Yang. Debía hacerlo antes de septiembre de 2015, cuando expira el bloqueo que le impone el regulador.

El plan se presentó a los analistas de Wall Street coincidiendo con la publicación de los resultados de cierre de ejercicio, donde el beneficio se vio impulsado por la venta de acciones de Alibaba en el momento de la oferta pública. La ganancia neta se multiplicó así por cinco en el ejercicio, hasta los 7.530 millones de dólares. De ese total, 170 millones son de cuatro trimestre.

El impacto de Alibaba se ve también con claridad en los ingresos, que se mantuvieron en los 4.620 millones en el ejercicio. Mayer destacó en la conferencia con analistas que el rendimiento en el cuarto trimestre y en el conjunto del año “muestran estabilidad”. Destacó el incremento del negocio móvil, que creció un 40% en el año, hasta los 1.260 millones en ingresos.

La gran pregunta que se hacen los analistas es cómo Yahoo va a aprovechar es cantidad ingente de dinero en Alibaba para poder crecer más rápido. Marissa Mayer tiene un especial interés en transformar la tecnológica en una compañía de distribución de contenidos, como hizo AOL. Se especula que para ello podría acabar adquiriendo alguna cadena de televisión.