Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosell pacta con Garamendi la dirección para su nuevo mandato

La patronal rectifica y dice que el presidente de Telefónica no estará en su Comité Ejecutivo

El presidente de la CEOE, Juan Rosell.
El presidente de la CEOE, Juan Rosell. EFE

Juan Rosell celebró ayer la primera junta directiva en su segundo mandato como presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) con una polémica inesperada. La sorpresa fue doble. Primero comunicó a la junta la incorporación de César Alierta, presidente de Telefónica y del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), como miembro del Comité Ejecutivo y así lo difundió a la prensa. Pasadas unas cinco horas, sin embargo, los servicios de prensa de la patronal rectificaron, anunciando que el representante de la Asociación de Empresas de Servicios de Telecomunicación (AEST), que preside Alierta, sería Julio Linares, director general de Telefónica.

Según fuentes consultadas, la inclusión de Alierta en el listado de la ejecutiva se debió a un error de interpretación. El nombre de Alierta aparecía por el hecho de ser presidente de AEST y porque había que incluir el sector en el comité por su importancia. Fuentes de Telefónica, que pidieron la rectificación al trascender el primer listado, aseguraron que Alierta no se había comprometido a ser él y que tiene muchas tareas en su agenda como para añadir una más. No obstante, según esas fuentes, este episodio no ennegrece las buenas relaciones que Alierta y Rosell mantienen.

El teórico nombramiento había generado muchas expectativas sobre el aldabonazo que habría supuesto para consolidar la mayor colaboración de la patronal con las grandes empresas, tradicionalmente alejadas y una de las asignaturas que el dirigente catalán ha dicho que quiere impulsar en la nueva andadura.

Rosell, por otra parte, inicia su segundo mandato con tres vicepresidencias, además de la que ocupa por cargo el presidente de Cepyme, Antonio Garamendi, con quien consensuó los cambios. Las tres han recaído en los presidentes de las patronales territoriales de Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana, Juan Pablo Lázaro, Joaquim Gay de Montellà y José Vicente González, respectivamente, quedando relegadas las organizaciones sectoriales por primera vez en la historia de la gran patronal. Tampoco está representada la poderosa patronal andaluza. Queda, no obstante, una vacante, ya que los estatutos permiten un máximo de cuatro vicepresidencias, frente a las nueve de antes, después de la modificación realizada con el Código Ético.

Esas circunstancias y el hecho de que no haya tampoco ninguna mujer originaron alguna contestación y más de alguna suspicacia en la reunión de la junta directiva de ayer en Madrid. No obstante, solo tuvo un voto en contra entre los más de 200 delegados.

No hay, esta vez, vicepresidente primero, que en la anterior legislatura ostentaba Arturo Fernández. No obstante, su sucesor en la madrileña CEIM, Juan Pablo Lázaro, presidirá a cambio una de las dos principales comisiones, la de control presupuestario y financiero. Garamendi, por su parte, se hace fuerte en la confederación con la presidencia de la otra comisión importante, la de régimen interno. Esta particularidad permitirá al dirigente vasco adentrarse más en las entrañas de la patronal ante futuros relevos.

Juan Rosell prescinde, de esta forma, de algunos de los que le acompañaron como vicepresidentes en los cuatro años pasados y con los que no acabó precisamente con una buena relación. Es el caso de los presidentes de Confemetal (Javier Ferrer), Construcción (Juan Lazcano) y Seguros (Pilar González de Frutos).

Los dos primeros encabezaron la contestación a Rosell y apoyaron abiertamente a Garamendi y la única mujer que estaba entre los vicepresidentes mantuvo una posición neutral después de haber sido la primera en ser tentada por la oposición para enfrentarse a Rosell en las elecciones. Los tres, no obstante, forman parte de la Comisión Ejecutiva y han pasado a presidir las comisiones de Industria y Energía (Ferrer), Infraestructuras e Inversiones (Lazcano) y Fiscal (González de Frutos).

Posiblemente también como fruto de los pactos, el comité ejecutivo de la organización ha engordado hasta estar formado por 54 vocales, de los que solo cinco son mujeres. Además, Rosell cuenta con la potestad de nombrar a cinco personas de prestigio para dicho comité (ayer nombró a tres: Miguel Mirones, Clemente González Soler y Marta Martí). Además de las dos comisiones citadas, existen 16 comisiones y tres consejos (Turismo, Mar y Transporte y Logística). 

Más información