El BCE publica el cruce de cartas entre Trichet y Zapatero

Las misivas demuestran que Trichet reclamó recortes y que el Gobierno socialista atendió prácticamente todas las exigencias a cambio de un programa de compra de deuda

De izquierda a derecha, el expresidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, el anterior presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el exgobernador del Banco de España, Luis Ángel Rojo, y el ex ministro español de Economía, Pedro Solbes
De izquierda a derecha, el expresidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, el anterior presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el exgobernador del Banco de España, Luis Ángel Rojo, y el ex ministro español de Economía, Pedro SolbesEFE

El BCE publica este viernes, con tres años de retraso —y a instancias de un obstinado abogado extremeño, Isaac Ibáñez—, la correspondencia entre el ex jefe del Eurobanco, Jean-Claude Trichet, y el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. Las cartas demuestran que Trichet reclamó a España recortes, y que el Gobierno socialista atendió prácticamente todas las exigencias a cambio de un programa de compra de deuda que salvó al país de la bancarrota en verano de 2011. Zapatero ya publicó ambas misivas en 2013, en su libro El dilema (Planeta), donde resume escuetamente por qué satisfizo las demandas de Trichet: “Dependíamos del BCE”.

Más información
El abogado extremeño que retó al BCE
“El BCE no dio órdenes ni negoció nada con el Gobierno de Zapatero”
Zapatero afirma que no reveló la carta del BCE por el “riesgo a la estabilidad”
Las tres amenazas de rescate contra el expresidente Zapatero

La carta de Trichet está fechada el 5 de agosto, y la respuesta de Zapatero es del día siguiente: eso permitió al Eurobanco comprar bonos y rebajar la prima de riesgo a cambio de una primera oleada de recortes que incluyó una reforma exprés de la Constitución para incluir la regla de oro fiscal, pactada entre PSOE y PP.

Nunca se aclaró si la reforma de la Constitución estaba incluido en ese menú. Trichet reclamó una serie de recortes, en particular del mercado laboral. Y Zapatero respondió anunciando medidas de inmediato, con una posible referencia indirecta a la Constitución: “En agosto tendrán lugar dos consejos de ministros extraordinarios para aprobar un conjunto de medidas adicionales”, dice Zapatero el 6 de agosto. La reforma constitucional se aprobó el 23 de agosto. Zapatero ha explicado que además hubo varias llamadas telefónicas. La versión de Trichet, a pesar de la carta, es que el BCE “no dio órdenes ni negoció nada con el Gobierno de Zapatero”, según dijo en una entrevista con este diario.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS