Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 72% de los afectados por el ERE de Atento decide no volver a la empresa

Solo 179 de los 655 despedidos pide ser readmitido a la compañía

Solo 179 de las 655 personas que la empresa de atención al cliente Atento despidió en verano a través de un expediente de regulación de empleo (ERE) han querido reincorporarse, después de que la Audiencia Nacional anulara el ERE en noviembre y ordenara a la firma readmitir a los afectados. La antigua filial de Telefónica reconocerá el resto de despidos como improcedentes, aunque no cambiará las condiciones económicas de las indemnizaciones, según informó este miércoles CGT.

Los siete sindicatos con representación en la empresa llegaron el pasado 4 de diciembre a un acuerdo con la dirección para elaborar dos listas: una con los extrabajadores que quieran volver a Atento y otra con los que no. Ambas se cerraron el pasado martes. El 72% de los afectados optó por esta última.

CGT explicó que el 40% de los incluidos en el ERE se habían adherido a él de manera voluntaria. Del otro 32%, algunos ya consiguieron otro empleo, como es el caso de una treintena de uno de los centros de Barcelona “que fue contratada por la competencia”. Otros, prefirieron no regresar “por miedo a represalias” o porque no les convencía el trato alcanzado con la compañía, que se comprometía a no realizar más despidos colectivos pero solo durante los próximos seis meses.

Los demás se reincorporarán el viernes o el próximo lunes, según el sindicato. Los empleados deberán devolver la diferencia de la indemnización y las prestaciones por desempleo con los salarios no percibidos.

Atento pactó el 31 de julio con CC OO, UGT y Fasga un ERE que redujo en un 7% su plantilla, que sumaba más de 9.000 trabajadores repartidos en 12 provincias. La empresa alegó “causas organizativas, productivas y económicas” que achacaba a “la caída de márgenes con la consiguiente consecución de pérdidas registradas en 2013”. Los tres sindicatos firmantes pusieron como condición que los trabajadores afectados aprobaran las condiciones en una votación.

El Sindicato de Trabajadores de Telecomunicaciones (STC), la Unión Sindical (USO), la CGT y la Confederación Intersindical Galega (CIG) denunciaron el despido colectivo, entre otras cosas, porque no se les informó sobre la organización de la votación. Como resultado, 131 personas no participaron. La Audiencia Nacional tumbó el ERE en noviembre por considerar que se había vulnerado “el derecho a la libertad sindical de los demandantes”.

Ahora, la compañía ha alcanzado un acuerdo con lo sindicatos sindicatos implicados en el proceso de despido colectivo, tanto demandantes como demandados, para poner fin al proceso. El acuerdo ha sido presentado este miércoles en la Audiencia Nacional y supone la readmisión de los 179 trabajadores citados, mientras que 476 personas no se reincorporaran, por lo que mantendrán su situación actual, sin variar ni la fecha de efecto del despido ni las consecuencias del mismo.