Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatos exclusivos para cada pie

La industria desarrolla escáneres y probadores virtuales para vender calzado a medida

Zapatos exclusivos para cada pie pulsa en la foto

Señoras adineradas de Estados Unidos y de Europa están en lista de espera para escanear sus pies en las ventas privadas de los revolucionarios zapatos de True Gault, unos comodísimos tacones de diez centímetros hechos a medida en España con tecnología propia. Otro fabricante español, Bespoke Factory, sirve zapatos de caballero y señora personalizados a una cincuentena de exclusivos sastres y modistos de 16 países. Bespoke Factory facilita su tecnología en un iPad, tiene una aplicación (app) para hacer hasta 80.000 personalizaciones de 20 modelos de zapatos; y otra de probador virtual capaz de mostrar sobre un espejo la imagen en movimiento del comprador con el zapato virtualmente puesto.

La aplicación de probador ha sido desarrollada por la empresa informática de Elche Alu Group, que asegura ser pionera en haberlo comercializado, e Inescoop (Instituto español de calzado y conexas), ha desarrollado el escáner para digitalizar el pie. “El sector del calzado es el más claro ejemplo de cómo empresas de los sectores tradicionales usan la tecnología y la innovación para aportar el valor añadido diferencial exigido por el mercado global. Se han convertido en un referente mundial”, cuenta Juan Mulet, director general de la fundación para la innovación tecnológia COTEC.

Bespoke tiene una ‘app’ para hacer 80.000 diseños sobre 20 modelos

La fama española atrajo a Sandra Gault —cofundadora de True Gault— en su periplo para buscar a los fabricantes capaces de hacer taconazos para caminar kilómetros. Julián Sánchez, zapatero de segunda generación, entendió la idea, y juntos dirigieron el desarrollo de la tecnología (100% española) puesta en los pies de las mujeres de negocios neoyorquinas desde hace medio año. “Investigamos durante dos años para encontrar el algoritmo para convertir la información digital del escaneo de cada pie en hormas de zapatos de tacón alto. Es lo más difícil de conseguir, y somos los únicos en hacerlo”, explica Julián Sánchez, cofundador de True Gault.

Es el principio. True Gault vende sus zapatos por 450 dólares, y tiene lista de espera para las botas y zapatos de tacón bajo que están a punto de lanzar. “Una vez escaneados los pies, las clientas podrán comprar por Internet, y personalizar sus zapatos. De los tacones altos ya tenemos 18 modelos con 160 materiales y colores, hacen más de 3.000 combinaciones diferente”, cuenta un Julián Sánchez que ya piensa en los zapatos de caballero.

Bespoke Factory no se quedará en la personalización del calzado sobre hormas preestablecidas, que sus clientes venden al público de 400 a 1.100 euros. “Estoy hablando con inversores de otros países para abrir tiendas propias con escáner de pie para hacer zapatos a medida y personalizados”, asegura Fernando Pérez, consejero delegado de Bespoke Factory, un consultor que ha invertido 80.000 euros en tecnología para transformar el negocio familiar. “Somos una pequeña y mediana empresa que facturó 2,2 millones de euros haciendo todo tipo de zapato en 2013. Un 15% procede de los modelos personalizados, y en 2015 doblaremos esta cifra”, prevé Fernando Pérez. El siguiente paso será el lanzamiento de aplicaciones para escanear el pie con un smartphone y una tableta. “Seremos los primeros en el mundo en hacerlo”.

El centro de producción y desarrollo ortopédico alicantino Todo para sus pies está subido al mismo carro tecnológico. No es el primer ortopeda en utilizar un escáner para medir el pie (reduce el 90% de los fallos de las plantillas tradicionales), pero si es pionero en usarlo para hacer plantillas a medida que meten en 18 modelos de zapatos personalizables con 5.000 combinaciones. Eso da 90.000 zapatos con pieles, colores, remaches, adornos, suelas o tacones distintos que hacen las delicias de las mujeres con problemas de pie.

Una empresa adapta el dibujo del pie para zapatos de tacón alto

“Hemos apostado fuerte por integrar la moda en el mercado de la ortopedia. Lo hacemos con tecnología y fabricación española, y gracias a ello hemos entrado en Gran Bretaña, Colombia y Perú. En 2015 lo haremos en Brasil, Argentina, Italia y México. Cada año doblamos la facturación”, cuenta Aranza Requena, consejera delegada de Todo para sus pies, que ha invertido 400.000 euros en investigación y desarrollo, y ha pedido al programa europeo Horizonte 2020 un millón más para hacer las plantillas en impresoras 3D.

Panter es otro fabricante que abre mercados por la diferenciación. Es el líder español del calzado de seguridad y para uniformes, y uno de los mayores de Europa, “pero los únicos en personalizar este tipo de calzado para trabajadores con dolencias o malformaciones del pie. Lo hacemos desde hace seis años con tecnología propia, y eso nos ha permitido ganar más de un centenar de clientes, y entrar en mercados muy cerrados como lo son Francia, Alemania e Italia”, explica Ramón Pajares, consejero delegado de Panter. Cada año invierten 100.000 euros en investigación.

“Apenas hay firmas en el mundo que hagan calzado a medida y personalizados con tecnología digital, y en España tenemos a varias de ellas”, explica Enrique Montiel, director adjunto de Inescoop, el factótum tecnológico de los fabricantes. Sus desarrollos están por todo el mundo, y podría multiplicar su facturación con un buen canal de distribución. “Nos falta un Zara del calzado que nos catapulte al mundo”, reclama Enrique Montiel. Mientras tanto, anónimos fabricantes españoles hacen los exclusivos zapatos de Jimmy Choo, Christian Louboutin, Gucci y una larga lista de marcas. No solo eso. Deportistas de todo el mundo saben que pueden personalizar sus zapatillas en la web de Nike ¿cuántos saben que el fabricante español Munich hace lo mismo?

La tecnología española se abre paso en estas punteras firmas que hacen calzado personalizado y a medida. “Son una parte importante de un sector que cada año tiene más fabricantes innovadores, con diseño y calidad para vender en mercados internacionales. Lo hacen casi las tres cuartas partes de ellos. La personalización irá ganando terreno, más rápida será la generalización de la venta online, que ya realiza un 60% de las marcas”, asegura Javier García Lillo, secretario general de la Federación de Industrias del Calzado Español. Otro buen dato es la rebaja del 70% en los tiempos de empresa gracias a la digitalización. La tecnología es la palanca del cambio.

Más información