Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fundador de Twitter vende parte de sus acciones por primera vez

El consejero delegado Dick Costolo también se deshace de parte de su paquete

Evan Williams, inventor de Twitter, ha vendido parte de sus acciones a cambio de 28,7 millones de dólares (22,5 millones de euros). Se trata de una pequeña parte de su porcentaje, de casi un 2%, por lo que sigue siendo el mayor accionista individual, con un paquete accionarial valorado en 2.300 millones de dólares que equivale al 9,5% del total de la empresa.

No es el único que se ha decidido a dar este paso. El actual consejero delegado, Dick Costolo, se ha hecho con 5,8 millones de dólares. Jack Dorsey, también cofundador, cambió el equivalente a 2,1 millones de dólares hace dos semanas. Lo mismo sucede con muchos de los empleados justo cuando, tras cumplir cuatro años en las filas del pájaro azul, pueden convertir en dinero los títulos que les dieron como incentivo para embarcarse cuando todavía era una startup prometedora.

Es la primera vez que Williams vende. El viernes las acciones estaban en 41 dólares. El martes, 37. En general, un 35% por debajo de la media anual, pero por encima de los 26 dólares a los que salieron en su estreno. Desde Twitter, de manera oficial, argumentan que Williams había comunicado su intención con 90 días de antelación, mientras que en el caso de Costolo obedece al deseo de diversificar sus inversiones.

A mediados de noviembre, Standard & Poor’s dio su veredicto sobre las acciones: son solo un producto apto para inversores de alto riesgo, un bono basura. "La compañía está invirtiendo agresivamente para crecer. Teniendo en cuenta el nivel de reinversión en el negocio, Twitter no puede generar flujo de caja discrecional positivo hasta el año 2016", explicaban. Aún así las perspectivas le parecían interesantes dado el alto número de usuarios y aumento de ingresos.

Estos movimientos de venta de títulos, que se toman como síntoma de pérdida de confianza, tienen una segunda lectura en el caso de Williams y encaja con su forma de hacer negocios. Parte de su fortuna se debe a la venta a Google de blogger, una de las primeras plataformas de blogs. Tras un tiempo en el buscador, donde conoció a Biz Stone, cofundador de Twitter, decidió seguir por su cuenta y crear Odeo, un sistema de podcast previo a la irrupción de Apple en dicho terreno. Twitter era entonces solo una pequeña parte que terminó por tener vida propia. Hasta la llegada de inversores de calado, él mismo costeó la factura de los SMS que pasaban las operadoras.

Siguiendo este razonamiento, no sería descabellado que parte de este dinero recién recogido en Bolsa fuese a parar a Medium, su última iniciativa, una vuelta al blog, pero con mejor diseño y buscando destacar el contenido de calidad. Otra novedad es que permite añadir notas. Jack Dorsey, por su parte, es consejero delegado de Square, un sistema de pago que combina el móvil y tarjetas de crédito.

Más información