SMARTWACH

Los operadores venderán el Gear S de Samsung, el primer reloj con SIM

El mercado de los 'weareables' despega en España donde se espera que se vendan 1,6 millones de unidades en 2014

Vista frontal del Samsung Gear S.
Vista frontal del Samsung Gear S.

El Samsung Gear S, el nuevo reloj weareable (ponible) de la marca coreana llega a España este viernes. Se trata el primer reloj que puede funcionar como móvil independiente ya que lleva alojada en su interior una tarjeta SIM propia, que le diferencia de otros e la competencia que acaban también de salir al mercado como Smartwatch 3 de Sony, el Moto 360, o el LG G Watch R, que salió a la venta la semana pasada.

Esa característica va a permitir que se convierta en el primer wereable que se comercialice, además de por los canales de distribución normales. a través de los operadores, con los que se podrán financiar (e incluso con subvenciones) bien libre o asociado a un plan de tarifas, aunque Movistar, Vodafone y Orange aún no han hecho público las condiciones de venta. El precio de venta libre es de 399 euros, como un smartphopne de alta gama.

Y es que el mercado de los weareables tiene cada vez más peso. En 2014 se espera que se alcance los 1,6 millones de unidades vendidas (medio millón en la campaña navideña), de las cuales el 60% son pulseras inteligentes. En volumen de negocio, comparando con los datos de 2013, este último ejercicio experimentará un crecimiento del 117% en España, lo que supondrá rozar los 200 millones de euros, incluida la campaña navideña. 

El mayor despunte estará protagonizado por la categoría de smartwatches, que se estima generará un total de 33,7 millones de euros en nuestro país, frente a los 7 millones del año anterior.

Gracias a su nanoSIM, el Gear S permite hacer y recibir llamadas, leer mensajes y responderlos por voz o con un teclado qwerty táctil (apto solo para dedos muy finos), sin necesidad de llevar el smartphone en el bolsillo. Para completar esa independencia va equipado también con GPS. De esta forma, se puede usar con un número diferente al del móvil, con un duplicado de la Sim del teléfono o conectado a este por bluetooth.

No obstante, como Samsung reconoce, el reloj debe ir asociado a un teléfono ya que en aplicaciones como Facebook o WhatsApp solo permite recibir las notificaciones

Con una pantalla curva de dos pulgadas y calidad SuperAmoled, en el que se pueden leer decentemente las notificaciones y los correos, muy parecidos a los del smartphone. Lleva 14 interfaz cargados con distintos diseños de esfera (clásicos, digitales, meteorológicos, etcétera), aunque se pueden personalizar. También se pueden intercambiar la correa. El peso está entre los 67 y los 80 gramos, según las correas.

En cuanto a la batería, vinculado con el teléfono dura aproximadamente casi dos días y funcionando por sí solo, unas siete horas. Una pulsera acoplada al reloj hace las veces de cargador lo que le dota de mayor independencia.

Los aficionados al ejercicio pueden salir a correr con el Gear S y medir su esfuerzo con el programa S Health de Samsung o con otros como Runtasctic o Nike, gracias a la antena GPS que lleva incorporado auqnue, en este caso, es preciso llevar encima también el teléfono. La música se puede escuchar con unos auriculares bluetooth porque no lleva puerto para cascos ni ranura microUSB.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50