Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hija de Ortega hereda un 5,053% de Inditex valorado en 3.500 millones

El empresario cobra 447 millones del último pago del dividendo previsto para este 2014

Amancio Ortega, derecha, con Pablo Isla, presidente de Inditex.
Amancio Ortega, derecha, con Pablo Isla, presidente de Inditex. EFE

Sandra Ortega Mera, la hija del fundador de Inditex, Amancio Ortega, ha tomado ya posesión de la herencia del 5,053% de Inditex que estaba en poder de su madre Rosalia Mera, fallecida el 19 de agosto de 2013. Esta participación, que corresponde a buena parte del 6,99% que la empresaria y exmujer de Amancio Ortega controlaba en Inditex, está valorada en cerca de 3.500 millones de euros en función de los actuales precios de mercado.

En concreto, la hija de Amancio Ortega y la desaparecida Rosalia Mera controla, a través de Rosp Corunna Participaciones Empresariales, una participación indirecta del 5,053% del gigante textil, equivalente a un paquete de 157,47 millones de acciones, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Dicha sociedad es una filial al 100% de Rosp Corunna, la firma de la que es dueña Sandra Ortega al controlar el 89,23% del capital, tras fallecer su madre, y la que gestiona su patrimonio y sus participaciones.

También este lunes, Amancio Ortega cobrará 447 millones por el último pago correspondiente al dividendo de este año. En 2014, el fundador de Inditex ha ingresado 894,4 millones de euros por la distribución de los beneficios del grupo entre los accionistas. Ortega mantiene a través de las sociedades Gartler y Partler el 59,294% de Inditex. 

El empresario español lidera el ranking de europeos más ricos elaborado por el banco suiza Julius Baer, con una fortuna de 48.000 millones de euros, mientras que su hija, Sandra Ortega, posee una fortuna total de 5.200 millones de euros y es la séptima mujer más rica del continente. Después de Amancio Ortega se sitúan el sueco Ingvar Kamprad, fundador de Ikea, que posee 34.300 millones de euros, y el francés Bernard Arnault, propietario de LVMH, con 24.900 millones de euros.

En total, Inditex repartirá este año entre sus accionistas 1.507 millones a cuenta de los resultados de 2013, lo que supone 2,42 euros por título, un 10% más. La empresa registró un beneficio neto de 2.377 millones de euros en su año fiscal 2013-2014 (del 1 de febrero de 2013 al 31 de enero de 2014), lo que supone un incremento del 1% respecto al ejercicio anterior. Las ventas se situaron en 16.724 millones de euros, lo que representa un aumento del 5% y del 8% a tipos de cambio constante. El grupo de Amancio Ortega destacó que las ventas en superficie comparable se incrementaron un 3%, sobre el 6% del ejercicio anterior.

Más información