Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El desasosiego persiste en el mercado tras las pruebas a la banca europea

El mal resultado de los bancos italianos y la debilidad económica lastran las bolsas

Una oficina de Monte Dei Paschi di Siena, en Milán.
Una oficina de Monte Dei Paschi di Siena, en Milán. AP

El optimismo que el domingo destilaban las presentaciones de los resultados del gran examen a la banca europea no ha convencido a los mercados, que este lunes castigaron las malas nota de los bancos de la tercera economía de la zona euro, Italia, y recordaron además que, pese a las pruebas del sistema financiero, lo que sigue pesando es una lánguida recuperación que ya no descarta recaída. Las grandes Bolsas de la zona euro bajaron. España, cuyo balance en los test es positivo, con un solo suspenso, tampoco se libró del correctivo. Al acabar la sesión, Milán lideró las pérdidas (-2,40%), en tanto que la banca italiana acumula nueve de los 25 suspensos europeos. Las caídas de algunas de las suspendidas, Monte dei Paschi y Carige, fueron tan fuertes desde por la mañana que tuvieron que ser suspendidas de cotización durante unas horas. El derrumbe final alcanzó el 21,5% para Monte y el 17% para Carige.

A la caída de Milán le siguió la de Madrid (-1,39%), París (-0,78%) y Fráncfort (-0,95%). Toda la banca española también sufrió fuertes pérdidas en el parqué y su peso en el mercado arrastró a todo el selectivo. Caixabank lideró el descenso (-3,98%), el Santander se dejó un 2,49% y el BBVA un 1,93%.

Monte dei Paschi se hunde un 21,5% en la Bolsa

El examen a la banca ha despejado una incertidumbre pero hay muchas dudas pendientes sobre la economía que afectan a los mercados", ha apuntado José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi. De hecho, a primera hora de la mañana el instituto alemán IFO difundió que el índice de confianza empresarial del país había caído a su nivel más bajo en casi dos años. Además, ningún analista espera ahora un crecimiento abrupto del crédito.

La sacudida de la bolsa y el real brasileño tras las elecciones celebradas este lunes en Brasil también afecta a las empresas cotizadas españolas, con muchos intereses en esta potencia emergente.

Además, no todo fueron aplausos al resultado del examen europeo. La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor’s alertó de las “vulnerabilidades materiales” que se desprende del resultado de la revisión de la calidad de los activos, si bien Moody’s valoró la “la amplia resistencia de los bancos de la zona del euro”.

Justin Bisseker, analista de Schroders, opinó que “muchos de los bancos cotizados deberían ser capaces de empezar a registrar un crecimiento sostenido del valor contable y unas rentabilidades por dividendo atractivas que ofrecer a su accionariado”.

En el mercado de deuda pública, el varapalo de las pruebas pasó factura a Italia: la prima de riesgo del país, que comprara el interés que los inversores exigen a los bonos a 10 años con el que se pide a los alemanes, subió de 162 a 168 puntos básicos (o 1,68 puntos porcentuales). Para España, el diferencial se mantuvo casi intacto, de 128 a 127 puntos básicos.

Los estímulos del Banco Central Europeo (BCE) tienen mucho que ver es la buena racha de los bonos periféricos de los dos últimos años. Este lunes, el organismo informó de que ha invertido 1.704 millones de euros durante la primera semana de funcionamiento de su nuevo programa de compra de bonos garantizados o cédulas.