Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Bronca nocturna por Arturo Fernández

El pasado lunes por la noche, Arturo Fernández convocó de urgencia en la sede la patronal madrileña CEIM a los vicepresidentes de la confederación y al Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Madrid, que también preside. A la reunión también fue invitado el presidente de CEOE, Juan Rosell. El objetivo era explicar su implicación en el caso de las tarjetas negras de Caja Madrid y Bankia y sondear su posición. “Es un atentado a mi prestigio, pero voy a hacer lo que me digáis”, manifestó el dirigente madrileño, que aparece en la lista de gastos con una cantidad de 37.300 euros, de los que, según se supo el viernes, 10.500 fueron facturas a sus restaurantes.

Fernández encontró lo que esperaba: un apoyo mayoritario a su continuidad por parte de la vieja guardia, pero no se libró de la bronca y silencios significativos. Fueron especialmente activos en su defensa Miguel Corsini, implicado también en el escándalo (se gastó 46.700 euros), y Germán López Madrid, hermano de Javier López Madrid, que gastó 34.800 euros, así como José Antonio Segurado, Salvador Santos Campano y el alcarreño Jesús Martín Sanz, entre otros. Sostuvieron que había obrado bien y que, entre otras cosas, había procedido a devolver lo percibido. Corsini, además, exigió que, en caso de pedir la dimisión, hubiera unanimidad.

Fernández, además del apoyo mayoritario, recibió también el de Juan Rosell, que se incorporó a la reunión con retraso

José Miguel Guerrero, presidente de la asociación del Metal de Madrid (AECIM) y miembro de la Ejecutiva de la Cámara, encendió el ambiente al oponerse de forma rotunda a que siguiera. Guerrero, que apoyó la candidatura de Hilario Alfaro en las pasadas elecciones a CEIM en contra de la de Fernández, subrayó que no tenía sentido que continuara porque el daño ya estaba hecho y que las instituciones que preside Fernández se encuentran en el peor momento de popularidad de su historia por las actuaciones de Gerardo Díaz Ferrán, tras su paso por ellas (aparece en la lista con 94.000 euros, 47.900 en restaurantes Arturo) y Fernández.

También fue crítico Juan Pablo Lázaro, vicepresidente primero de CEIM, que se pronunció de acuerdo con Guerrero, aunque de un modo más matizado y suave. El considerado delfín de Fernández fue contestado por este, que le espetó que lo que quería era asumir la presidencia. Lázaro como vicepresidente primero tomaría el mando, según los estatutos, para convocar elecciones a los dos meses.

Fernández, además del apoyo mayoritario, recibió también el de Juan Rosell, que se incorporó a la reunión con retraso. Pero el presidente de la CEOE tenía interés en reseñar su defensa a Fernández, que ha sido su aliado desde las elecciones a la presidencia de la patronal, cuando hace cuatro años se enfrentó al dirigente andaluz Santiago Herrero. A cambio, Rosell le nombró vicepresidente primero de CEOE.

Madrid era, y es, muy importante para Rosell, a quien no le interesa nada la marcha de Fernández en el caso de que, como se prevé, se vuelva a presentar a las elecciones del próximo diciembre. Además, sus relaciones con Lázaro no son precisamente estrechas. La primera reacción que tuvo ante el escándalo de las tarjetas fue ordenar a la Comisión de Régimen Interno, que preside su paisano Joaquim Gay de Montellà, que investigase los gastos con las tarjetas de la patronal durante su mandato.

Ahora, ante la situación de su aliado madrileño, se encuentra con una difícil situación. A sus problemas con su grupo, en concurso de acreedores, se añade el episodio de las tarjetas, aunque haya devuelto el dinero. La CEOE se aferra al Código Ético que dice que un dirigente debe poner su cargo a disposición si se le ha abierto procedimiento judicial penal, es decir, si hay escrito de acusación, se adopte una medida cautelar de especial importancia o se dicte auto de procesamiento. Y parece que Fernández, de momento, no entra en ninguna.

El caso es que Fernández no quiere dejar los cargos y que la parte más joven (los citados Lázaro y Guerrero, Ángel Asensio, Francisco Aranda...), cree que debe irse porque es lo mejor. Y tal como evolucionan los acontecimientos, como los 10.500 euros de sus gastos, es muy posible que el dirigente madrileño se vea empujado a cambiar de opinión. Si antes no hay novedades al respecto, seguramente el martes vuelva a plantearse otra bronca en la junta directiva de la CEIM y el miércoles en la de CEOE.

Tarjeta roja para el decano Iranzo

Los economistas madrileños (bueno, una parte importante de ellos) han sacado tarjeta roja a su decano-presidente, Juan Iranzo, que se gastó 46.800 euros con su tarjeta de Caja Madrid-Bankia como consejero por el PP. De esa cifra, 8.000 fueron en ropa en tiendas de lujo; 5.236 en joyerías; 900 en locales de ocio; 421 en flores y plantas y 246 en lencería. Pero el ilustre catedrático de la UNED no se ha dado por aludido y sigue en el campo. Hasta el viernes solo había dimitido del Consejo Económico y Social (CES), que no le debe reportar muchas satisfacciones, pero no como consejero de Fertiberia y Red Eléctrica, donde el presidente, su amigo José Folgado, ha recibido la patata caliente de su consejo para presionarle y que dimita.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS