Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La japonesa Softbank negocia la compra de los estudios Dreamworks

La operación valora a la compañía creadora de las películas de Shrek en 2.680 millones

Fotograma de la película 'Shrek 2'.
Fotograma de la película 'Shrek 2'.

El operador de telecomunicaciones japonés SoftBank está en conversaciones para adquirir la compañía DreamWorks, el estudio de Hollywood que está detrás de películas de animación tan populares como Shrek y Madagascar, según ha informado una persona familiarizada con el asunto.

La adquisición de DreamWorks por parte de SoftBank supondría incorporar a la compañía estadounidense dentro de una solvente firma de comunicaciones y medios que, bajo la gestión de su fundador y consejero delegado Masayoshi Son, está realizando grandes apuestas en una amplia variedad de negocios.

La noticia de las negociaciones apareció por primera vez en el Hollywood Reporter, que citó a una fuente no identificada diciendo que la operación valoraría a DreamWorks en unos 3.400 millones de dólares (2.680 millones de euros). La publicación de entretenimientos dijo que SoftBank había ofrecido 32 dólares por cada acción de DreamWorks, lo que representa una prima importante con respecto al precio del cierre del viernes, cuando acabó la sesión en 22,36 dólares.

Comprar DreamWorks, dirigida por el veterano productor de Hollywood Jeffrey Katzenberg, transformaría SoftBank en la segunda empresa japonesa en comprar un estudio de Hollywood después de que Sony Corp comprase Columbia Pictures en 1989.

SoftBank recibió recientemente una cantidad importante de efectivo por su participación en la firma de comercio electrónico china Alibaba, que acaba de salir a Bolsa, y ha descartado tras varios intentos la compra del operador de telefonía estadounidense T-Mobile, debido a la oposición de los entes reguladores. En su lugar, se ha hecho con la más pequeña SprintNextel, lo que en cualquier caso le ha servico para convertirse en el tercer operador del mundo de telefonía móvil.