Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los funcionarios piden a Hacienda que no les congele el sueldo por quinto año

El sindicato CSI-F reclama que los Presupuestos del Estado no impidan subidas en otras administraciones públicas

El presidente del sindicato de funcionarios CSI-F, Miguel Borra.
El presidente del sindicato de funcionarios CSI-F, Miguel Borra. EFE

El sindicato de funcionarios CSI-F reclama al Gobierno que descongele la subida salarial que les ha provocado una pérdida de poder adquisitivo próxima al 30% desde 2010, según calcula el sindicato, que incluye el recorte de sueldos de mayo de 2010 y la retirada de la paga extra de diciembre de 2012. El sindicato de empleados públicos considera que si el Ejecutivo vuelve a congelarles la nómina, que no varia desde 2010, impedirá que se produzcan subidas salariales en otras administraciones que presupuestariamente podrían permitírselo.

Está previsto que el Consejo de Ministros apruebe este próximo viernes el anteproyecto de los Presupuestos Generales para 2015. Por ello, el sindicato está a la espera de que el Gobierno convoque la mesa de negociación de la función pública antes del viernes.

El presidente del sindicato, Miguel Borra, se ha mostrado "preocupado" por la situación ya que a cuatro días para que se cierre el plazo, los sindicatos de la función pública aún no han sido convocados para dicha reunión con el Ministerio de Hacienda.

Desde CSI-F se reconocen "gestos" por parte del Gobierno para mejorar las condiciones laborales de los empleados públicos, como la devolución de dos de los días de asuntos particulares ('moscosos') de los tres suprimidos en julio de 2012. Sin embargo, el sindicato no quiere avances puntuales, sino negociar una "hoja de ruta" en la que se paute la recuperación del 30% del poder adquisitivo que de media se han dejado los funcionarios por el camino de la crisis.

El sindicato considera que el Gobierno debería descongelar los salarios para que se habilite a los diferentes ámbitos a negociar subidas. "Lo importante es romper la dinámica de la congelación, porque una subida salarial mínima habilitaría para negociar otras subidas retributivas", ha indicado Borra.

En este sentido, ha recordado que el Gobierno ha vuelto a congelar los salarios del personal de las Cortes para 2015, algo que suele marcar cada año la pauta de lo que se hará posteriormente con las remuneraciones de todo el sector público. No obstante, el Ejecutivo ha introducido por primera vez la posibilidad de negociar compensaciones retributivas con posterioridad.

CSI-F reclama ya en los Presupuestos de 2015 el cobro en el primer trimestre del año la parte devengada (44 días) entre el 1 de junio y el 13 de julio de 2012 de la paga 'extra' suprimida en 2012, tal y como que están reconociendo a los funcionarios los tribunales.

El sindicato reclama al Ministerio de Hacienda que el resto de la paga extra retirada en 2012 la pague "temporalizada". Esto consistiría que comenzarán a pagar una parte en 2015 y el resto el año siguiente. CSI-F descarta que se cobre mediante una aportación en los planes de pensiones, como figuraba en el texto normativo, ya que no todos los funcionarios tienen plan de pensiones.

El sindicato de funcionarios también pide mejoras en la Oferta Pública de Empleo y el desarrollo de un plan de recursos humanos en las Administraciones Públicas. En los últimos años, el Gobierno la ha mantenido congelada, sólo con un porcentaje de rotación de hasta el 10% en servicios esenciales. La organización sindical estima que en 2020 habrá una fuga de funcionarios del 30% debido a jubilaciones.