Ana Botín reconocerá el legado de su padre en la primera junta que preside

El Santander aprobará una ampliación de capital para comprar el 25% de su filial brasileña

Ana Botín, a la llegada al funeral por su padre en Santander.
Ana Botín, a la llegada al funeral por su padre en Santander.P. P. Hoyos (EFE)

El 10 de septiembre pasado fue elegida presidenta del Santander y cinco días después deberá presidir una junta extraordinaria de accionistas. Así de rápido van los acontecimientos en la vida Ana Botín, que  tiene previsto destacar este lunes el legado de su padre Emilio, fallecido la pasada semana. La nueva presidenta realizará un reconocimiento de lo que han supuesto para el grupo los 28 años de presidencia de su padre. Más allá de planteamientos generales, no se prevén anuncios estratégicos.

La junta extraordinaria, convocada hace semanas, aprobará la emisión de un máximo de 665 millones de acciones del banco (el 5,8% de su capital), equivalente a 4.686 millones de euros. Con estos títulos, el Santander lanzará una opa por el 25% de su filial brasileña. Todavía no se sabe el número exacto de títulos que emitirá porque la oferta no ha concluido. Además, es voluntaria y no está condicionada a un nivel mínimo de aceptación.

La falta de grandes novedades en el discurso de Ana Botín encaja con el hecho de que ella lleva ya más de dos décadas en la comisión ejecutiva del Santander, lo que le hace copartícipe de la estrategia de la entidad. Además, es materialmente imposible que en tan pocos días Ana Botín haya podido diseñar y decidir modificaciones relevantes en las divisiones del banco. Por último, ante el consejo mandó un mensaje de continuidad.

No obstante, el banco deberá tomar pronto decisiones sobre una cuestión relacionada con la junta de este lunes. Cinco años después de sacar a Bolsa la filial brasileña, el Santander da marcha atrás. Vendió el 25% del capital y ahora lo recompra un 14,5% más barato, incluyendo los dividendos recibidos.

La operación en Brasil, que aún no está cerrada, se valora en cerca de 5.000 millones de euros

No será una buena noticia para los inversores. Ana Botín tendrá que decidir si mantiene la estrategia de filiales cotizadas o revisa este planteamiento. Brasil es una vuelta atrás porque, según la entidad, el mercado no valora adecuadamente el potencial del banco. Sin embargo, el más beneficiado de esta decisión es el Santander, que es quien toma la decisión de retirarse tras obtener 1.430 millones en plusvalías.

Este debate está de actualidad porque el grupo mantiene el plan de sacar a cotizar para 2015 la filial en Reino Unido, un banco que nadie conoce mejor que Ana Botín.

Los analistas se preguntan si tiene sentido para los inversores adquirir capital del Santander en Reino Unido, en Brasil o Estados Unidos. “¿No es más simple y quizá más rentable comprar acciones de la matriz, que engloba el resultado de todos esos negocios porque consolidan?”, apunta un analista.

Este sistema es bueno desde el punto de vista de la gestión, según el banco, porque aísla a las filiales en cuanto a su financiación y asunción de riesgos. También facilita la relación con las autoridades locales y para los directivos supone tener incentivos sobre su trabajo directo. Por último, supone mayor presencia pública en los medios y en la sociedad, pero no están tan claras las ventajas para los inversores.

Además de repensar estrategias, nadie duda de que la llegada de la nueva presidenta acarreará a medio plazo cambios en la estructura de mando, con promociones de los ejecutivos que le han acompañado más de cerca en los últimos años.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS