La City londinense lamenta la muerte del “patriarca”

La prensa destaca que el banquero era uno de los hombres más poderosos de España

“Muere el patriarca del Santander, Emilio Botín”, ha titulado esta mañana abriendo su edición electrónica el Financial Times. La muerte del presidente del Santander ha causado gran impacto en la City londinense, donde su desembarco en 2004 a través de la compra del entonces Abbey National por algo más de 9.000 millones de libras (11.200 millones de euros) causó primero sorpresa y cierto recelo hasta que los medios londinenses empezaron a entender la dimensión y la modernidad del que era ya entonces el primer banco español.

El FT señala que “la hija menor de Botín, Ana Patricia, que encabeza el negocio del grupo en Reino Unido, ha sido vista desde hace tiempo como el contendiente favorito para suceder a su padre”. “Sería la cuarta generación de la familia que dirige la institución, que ha sido gestionada por la dinastía durante 105 años”, añade. El diario describe a Botín como “un presidente que se ponía manos a la obra, escudriñando a menudo préstamos individuales, a pesar de que la institución era propiedad al 98% de inversores externos”.

Destaca también sus conexiones políticas. “Era cercano a muchos políticos, en particular al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, que a finales de 2011 perdonó al consejero delegado de Botín, Alfredo Sáenz, tras una condena criminal que le hubiera prohibido ejercer de banquero durante tres meses”, escribe el diario. “Botín sobrevivió a la última crisis financiera aunque en 2013 el banco recortó en más de un tercio su salario y el de otros altos ejecutivos porque los ingresos del banco cayeron rápidamente y el precio de las acciones se quedó por debajo del que tenían antes de la crisis”, añade Financial Times.

Bloomberg destaca que, desde que se convirtió en presidente en 1986, Botín “gastó más de 70.000 millones de dólares en adquisiciones para extender el banco fuera de España en mercados desde Brasil a Alemania”. “Mientras otros prestamistas españoles se vieron forzados a aceptar ayudas del Gobierno durante la reciente crisis fiscal, Botín ayudó a la compañía a atravesar la tormenta, aceptando más de 65.000 millones de euros en créditos malos y devaluaciones durante los últimos cinco años”, destaca la agencia de noticias financieras.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

La BBC destaca que Botín “fue uno de los hombres más poderosos de España y supervisó la transformación del Santander de un pequeño prestamista a uno de los mayores bancos comerciales de la zona euro”.

Desde Estados Unidos, el Wall Street Journal asegura que no está claro que la familia Botín, pese a ser el mayor accionista del grupo, tenga los apoyos suficientes para colocar a Ana Patricia en la presidencia. Este periódico enfatiza, asimismo, que Emilio Botín "ha sido uno de los hombres más poderosos de España durante las últimas tres décadas", que es el tiempo que ha ocupado el cargo de presidente del Santander. "La compra del británico Abbey National en 2004, movimiento extraño por aquel entonces de una compañía española en el mercado de Reino Unido, fue un paso clave en su carrera", destaca. La también estadounidense Fox News define a Botín como un "titán".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS