La Bolsa española sube con fuerza y el euro cae a mínimos anuales por Draghi

La divisa europea pierde los 1,30 y cae a 1,29 unidades del billete verde

Draghi, visto a través del visor de un cámara de televisión.
Draghi, visto a través del visor de un cámara de televisión. Martin Leissl (Bloomberg)

El anuncio de Mario Draghi, presidente del BCE, de que pondrá en marcha la compra de activos y el recorte por sorpresa de los tipos de interés han tenido un impacto inmediato en los mercados. En las Bolsas de referencia, las nuevas medidas con las que el BCE afronta una recuperación que amenaza con descarrilar ha animado con fuerza a los índices de referencia. En las divisas, la noticia se ha saldado con el descenso del euro a mínimos anuales. La moneda única, de hecho, ha cedido los 1,30 dólares, lo que no sucedía desde julio de 2013. El Ibex, por su parte, ha avanzado un 1,96%.

Los inversores, que por la mañana apostaban a que Draghi se limitaría a dar detalles de una eventual compra de activos en un futuro, primero se vieron sorprendidos por la rebaja de los tipos. A las 13.45, el BCE daba a conocer que reducía el tipo de interés del 0,15% al 0,05% apenas dos meses después, lo que, tal y como esperaba Draghi, ha tirado a la baja de forma inmediata del euro. "Está claro que el banco central quiere un euro más débil y están preparados para hacer lo que sea necesario con tal de lograrlo", ha reconocido a Bloomberg Peter Kinsella, del Commerzbank.

La depreciación frente al dólar ha cogido fuerza una hora después a medida que el presidente del instituto emisor explicaba las decisiones del consejo de gobierno ante la prensa. Así, el euro ha llegado a intercambiarse a 1,2927 unidades del billete verde. El motivo del descenso es que habrá más euros en el mercado, con lo que la divisa pierde valor frente a sus iguales.

En la Bolsa española, el Ibex, que venía de avanzar en torno al 0,40% durante la mañana, ha triplicado su subida al 1,2% al inicio de la rueda de prensa de Draghi. A la conclusión de la comparecencia y a medida que los analistas desgranaban las posibilidades de la compra de activos, el índice ha reforzado las ganancias en línea con el resto de Europa. Con ello, ha acabado la sesión subiendo un 1,96%. Tras este avance, sostenido por el tirón de la banca, el selectivo se sitúa en los 11.100 puntos, muy cerca de los 11.188 enteros que marcó en junio y que representan su nivel más alto desde mayo de 2010.

En las otras plazas de referencia del Viejo Continente, el Cac de París ha remontado un 1,65%, el Dax de Fráncfort ha repuntado un 1,02% y Milán, un 2,82%. Mientras, en Wall Street, el Dow Jones se ha sumado al optimismo generalizado y ha llegado a marcar máximos intradía.

En la deuda, las rentabilidades exigidas a los bonos del Tesoro español han bajado a todos los plazos. Por lo que respecta a los títulos a 10 años, su interés ha bajado al 2,112%, con lo que se aproxima a la cota del 2,083% que marcó la semana pasada y que se mantiene como el mínimo histórico hasta la fecha. El papel del resto de los países periféricos que se negocia en los mercados secundarios también ha mejorado de forma considerable al entender los inversores que salen ganando al mejorar las condiciones para asegurarse liquidez.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

Álvaro Romero

Redactor del equipo de Redes Sociales y Desarrollo de Audiencias en EL PAÍS. Es licenciado en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS