Los sueldos en las grandes empresas aceleran su caída en lo que va de 2014

La estadística de la Agencia Tributaria arroja un descenso medio del 1% en julio con 2.305 euros

La retribución media bruta en las grandes empresas bajó en julio el 1%, hasta 2.305 euros, caída superior a la registrada en meses precedentes, según el informe de ventas, empleos y salarios de las grandes empresas difundido ayer por el Ministerio de Hacienda. El descenso acumulado en los primeros siete meses del año es del 0,3%. El descenso en la retribución media de julio es el mayor desde el declarado por las grandes empresas en junio de 2013, cuando cayó un 1,1%.

La evolución de los salarios está lastrada por el comportamiento del sector servicios. En concreto, los servicios a empresas disminuyeron en julio un 3%. También se reducen un 2% las retribuciones de otros servicios distintos de los de la hostelería y comercio y transportes y comunicaciones.

En cambio, los sueldos en el sector de la energía y el agua subieron en julio un 0,4% hasta los 4.358 euros, manteniéndose como el sector con la retribución más elevada. También crecieron los sueldos en el sector del transporte y las comunicaciones, un 1,4%, hasta los 3.144 euros en julio.

No obstante, el informe sobre las ventas y sueldos de las grandes empresas se elabora con medias mensuales, con lo que los nuevos trabajadores que entran en las plantillas de estas compañías cobrarán menos que los antiguos.

El buen dato es que el empleo declarado por las compañías que facturan más de seis millones de euros mantuvo por sexto mes consecutivo un crecimiento positivo. En julio el empleo aumentó el 1,5%, sobre el mismo mes del año anterior.

En los siete primeros meses del presente año, el aumento fue del 0,8% hasta los 4.383.713 trabajadores contratados, la mayoría en el sector servicios, según los datos recopilados por la Agencia Tributaria.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

J. S. G.

Redactor jefe de Economía y Negocios en EL PAÍS. Estudió Económicas y trabajó cinco años como auditor. Ha cubierto la crisis financiera, contado las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el rescate a España y las reformas de las políticas públicas de la última década. Ha cursado el programa de desarrollo directivo (PDD) del IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS