Quiero salir de España con mi coche

Viajar con el vehículo propio tiene muchísimas ventajas pero también requiere algunas precauciones por parte del propietario

Cuando se cruza la frontera, hay que hacerlo sobre seguro.
Cuando se cruza la frontera, hay que hacerlo sobre seguro.

Hay para quien el coche es el mejor aliado. Para quien es el medio de transporte ideal y no solo a diario sino también como medio de transporte con el que llegar al destino vacacional. Viajar con el coche aporta libertad de movimientos, no estar atados a horarios de salida ajenos, ni estar limitados a lugares de destino. Con el coche se puede llegar al fin del mundo (siempre y cuando allí haya carretera).

Según datos de la Encuesta de Movimientos Turísticos de los Españoles que realiza el Instituto de Turismo de España, en 2012 se produjeron 12,2 millones de viajes fuera de nuestras fronteras, en concreto, este informe revela que ocho de cada diez viajes tenían Europa como lugar de destino, lo que supone un 80% de los viajes. También atendiendo a los datos resultantes de esta encuesta, Francia fue el país más visitado por los españoles (19,4 %), seguido de Portugal (11%) y finalmente de Italia (10,5%). Europa es el destino predominante, pero fuera del continente Marruecos es el lugar preferido por aquellos que buscan un lugar que visitar (6,5%).

¿Qué tengo en cuenta?

Cuando el destino elegido sobrepasa nuestras fronteras, es conveniente saber qué nivel de protección se tiene en caso de accidente, desde frente a terceros hasta daños propios tanto corporales como del vehículo. Antes de nada, es imprescindible contar con la documentación personal en regla, y en caso de acudir a un país fuera de la UE contar con el Permiso Internacional.

Resulta importante conocer con qué coberturas cuenta el vehículo una vez fuera del país. El ámbito geográfico en el que el seguro del automóvil tiene validez es necesario saberlo para evitar cualquier tipo de problema. Dentro de la Unión Europea, la cobertura de responsabilidad civil con la que cuenta mínimamente cualquier seguro, responde ante terceros.

Es aquí cuando es preciso mencionar la Carta Verde, un documento que acredita que el vehículo está asegurado, este documento lo facilita la compañía aseguradora de manera gratuita. Hay países en los que es obligatorio llevar este documento y otros en los que no, es preciso asegurarse previamente. En aquellos en los que no sea obligatorio, será necesario demostrar que el coche cuenta con un seguro mediante algún otro documento en vigor (póliza o recibo de pago).

De igual modo, lo mejor es consultar qué alcance tiene de cobertura el seguro. Es posible conocer dicho alcance consultando de manera minuciosa la póliza del seguro o bien consultando directamente a la aseguradora, ya que dependiendo del tipo de seguro contratado las coberturas tendrán mayor o menor alcance y validez fuera de nuestras fronteras (por ejemplo si existe límite en la asistencia, si cubre el traslado del vehículo…).

Además de todo esto, es imprescindible tener en cuenta que las normas de circulación cambian en cada país. Aunque las diferencias no son muy grandes, puede que existan variaciones a tener en cuenta. Sin embargo, al cruzar la frontera nos encontraremos con señalización que nos advierte de las normas de circulación básicas.

Sea cual sea el lugar al que te dirijas, informarse previamente de todo lo que al viaje concierne te dará ese plus de seguridad y confianza que siempre es necesario a la hora de emprender cualquier camino.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS