Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sabadell empieza a operar en México para ofrecer financiación a empresas

La entidad prevé invertir 1.500 millones de euros hasta 2016

Banco Sabadell ha puesto en marcha ya su incursión en México con el inicio de operaciones en ese país a través de la filial Sabadell Capital. La entidad, una sociedad financiera de objeto múltiple (Sofom), ya ha conseguido todos los permisos necesarios de las autoridades supervisoras españolas y de los reguladores mexicanos. El objetivo del banco que preside Josep Oliu pasa por alcanzar una inversión de 1.500 millones de euros en dos años y medio. La filial mexicana se dirigirá a la financiación en pesos mexicanos y dólares de proyectos energéticos, infraestructuras, turismo, comercio exterior y Administración pública, según ha informado la entidad catalana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Banco Sabadell ya había tenido un pie en México con una participación del 20% en Banco del Bajío para aumentar su capital principal. La entidad se desprendió, no obstante, de estas acciones en noviembre de 2012 por 156,6 millones de euros, lo cual le reportó unas plusvalías netas de 19,9 millones. Además, según la entidad, el Sabadell cuenta con una oficina de representación en México DF desde hace 20 años. La presencia del banco en América ahora se concentra en Miami, donde tras la compra de varias entidades y carteras gestiona unos activos por 13.000 millones de dólares (9.530 millones de euros). En un encuentro con periodistas previo a la última Junta de Accionistas, Oliu ya afirmó que le hubiera gustado que el Sabadell hubiera estado más internacionalizado y avanzó que este año ya pensaba dar "los primeros créditos".

La nueva Sofom, ubicada en México DF, cuenta con un equipo de 21 personas y está dirigida por Francesc Noguera. De momento, arranca con una oficina en la capital y otra en Monterrey, de donde proceden precisamente un grupo de accionistas que lidera el inversor afincado en Nueva York David Martínez, que posee el 5% del capital del banco. La entrada en México se enmarca dentro del plan estratégico de la entidad para el periodo de entre 2014 y 2016. El programa prevé también una posible apertura de una oficina de representación en Moscú (Rusia).