Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda abre ahora la puerta a negociar la nueva fiscalidad del despido

"La idea es vernos pronto y estudiar las alternativas que ofrecen”, expone el secretario de Estado, Miguel Ferre

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferré,con los representantes sindicales
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferré,con los representantes sindicales EFE

El Ministerio de Hacienda abrió ayer “la posibilidad de analizar” con los sindicatos la nueva tributación de las indemnizaciones por despido. “El Gobierno está dispuesto a escucharlos”, apuntó el secretario de Estado, Miguel Ferre.

La reforma fiscal que aprobó el Consejo de Ministros el pasado viernes prevé que las indemnizaciones por despido tributen cuando superen los 2.000 euros por año trabajado. Hasta ahora las compensaciones cobradas por los trabajadores cuando se les rescinde el contrato de forma improcedente solo tributaban cuando excedían el máximo legal de 45 o 33 días por año trabajado.

Nada más confirmarse esta noticia, los sindicatos la criticaron con dureza. “Es una medida injusta porque penaliza de manera doble a los trabajadores despedidos que, de manera involuntaria, han sido expulsados de sus puestos de trabajo”, atacó Toni Ferrer, secretario de Acción Sindical de UGT.

“Supone un nuevo golpe sobre los trabajadores que han perdido el empleo”, añadió Carlos Bravo, de CC OO, que añadió que con la nueva norma “ya van ocho reformas que tienen por objetivo reducir los derechos asociados a la protección por despido”.

Ante este escenario, Ferre abrió la puerta a las negociaciones. “La idea es vernos con ellos pronto y estudiar las alternativas que ofrecen”, expuso. Aunque pronto matizó: “Lo que hay que entender es que soluciones fiscales para unos cuantos tienen que superarse a cambio de que la mayoría, 20 millones de contribuyentes, paguen menos impuestos”.

El ofrecimiento de negociar llega justo una semana después de que el minsitro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se reunió con delegaciones de UGT y CC OO en la que les expuso las líneas básicas de la reforma, pero no les informó de los cambios en la tributación de las indemnizaciones por despido.

Ayer, en cambio, Ferre afirmó que los cambios fiscales en este punto solo supondrán un cambio para el 20% de los despidos. Según los números del responsable de Hacienda, quienes cobren 20.000 euros al año no pagarán el IRPF en la indemnización por despido. El cambio, según Ferre, obedece a una “razón de justicia tritutaria”, pues Hacienda ha detectado que muchas veces las salidas pactadas entre empresa y trabajadores con sueldos elevados se “han camuflado fraudulentamente” como despido improcedente para evitar pagar impuestos.

Los mismos cálculos presentó ayer la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que añadió que los cambios en las indemnizaciones por despido “no son una novedad”. Según Báñez, la reforma busca que la tributación sea más “equitativa” y afirmó que con ella el 80% de despedidos seguirán sin tributar.