Los sindicatos reclaman mayor control en las mutuas tras lo ocurrido en Fremap

CC OO advierte de que lo sucedido no es un caso único en el sector y UGT pide parar la ley Izquierda Plural solicita la comparecencia de la ministra Báñez en el Congreso

Los sindicatos han reaccionado este martes al escándalo destapado en la mutua Fremap. Por una parte, CC OO cree que entre las mutuas de accidentes laborales hay más casos como el de esta sociedad, a la que la Seguridad Social le reclama 43,2 millones de euros por gastos indebidos. Según afirma CC OO, “otras mutuas también podrían ver comprometida la solvencia de su patrimonio si el Tribunal Supremo desestimara los recursos ante los ajustes realizados en sus cuentas por la Seguridad Social”. UGT, por su lado, ha respondido que lo sucedido debería forzar una revisión de todas las mutuas.

A las exigencias sindicales se ha sumado la de Izquierda Plural en el Congreso de los Diputados. Su portavoz en la Comisión de Trabajo, Joan Coscubiela, ha soliticitado la comparencia de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, "para que informe a la Comisión sobre los 43,2 millones de euros que el ministerio reclama a la mutua de accidentes FREMAP [...] y las medidas que estudia para evitar que una situación así se repita". Al mismo tiempo, ha presentado una pregunta parlamentaria en la que cuestiona al  Ejecutivo sobre si todavía mantiene sus planes de conceder más peso a las mutuas en las altas laborales y si "hay otros expedientes abiertos [...] , cuántos y por qué tipo de irregularidades". 

La Seguridad Social reclama a Fremap, la mayor mutua de accidentes laborales en España que gestiona más de 2.300 millones en cotizaciones y da cobertura a casi 3,8 millones de trabajadores, más de 43 millones por gastos indebidos entre 2006 y 2011, como adelantó este diario. Entre esos gastos aparecen 24,2 en pagos prohibidos legalmente a colaboradores comerciales, además de marisco, dietas. Asímismo, en las auditorías realizadas por la Seguridad Social se aprecia la contratación de coches de lujo (BMW, Audi, Mercedes, Saab, Lexus, Opel Insignia).

“El contenido del artículo pone de manifiesto, una vez más, aspectos en la gestión de las mutuas que CC OO viene denunciando desde hace años”, apunta el sindicato en un comunicado. En 2007, la Seguridad Social intervino Mutua Universal por un desviar, presuntamente, dinero público, algo que que todavía investigan los tribunales.

Explica CC OO que en caso de que las sentencias de los tribunales sean contrarias a las mutuas se abre “la puerta a posibles derramas entre las empresas asociadas o, incluso, a su disolución y liquidación, poniendo en riesgos miles de puestos de trabajo”.

Para UGT y “dado que las mutuas gestionan dinero público”, es necesario realizar “un control exhaustivo por parte dela intervención general de la Seguridad Social de las cuentas de las mismas”. Además, el sindicato pide en un comunicado hecho público este martes que “con urgencia se solicite al Tribunal de Cuentas la auditoria de las cuentas de todas ellas”. Con estos datos, han reclamado que se elabore un informe para “conocer con total transparencia la situación de estas asociaciones”.

Asimismo, abogan por que mientras no se haga publica esta información, “se retire el anteproyecto de Ley de Mutuas, aprobado en Consejo de Ministros del 20 de diciembre de 2013, en el que el principal objetivo era ampliar las competencias de gestión de prestaciones de Seguridad Social a las mutuas debido a lo que calificaban como buena gestión que éstas hacen de los fondos públicos".

Con dinero público

Las mutuas de accidentes laborales son asociaciones de empresarios sin ánimo de lucro que gestionan las cotizaciones recaudadas por la Seguridad Social para atender los accidentes laborales y las prestaciones aparejadas. También se encargan de las prestaciones que reciben los trabajadores cuando están de baja por una enfermedad común no laboral y, en los últimos años, se les ha encomendado la gestión de la prestación que perciben los autónomos por cese de actividad (el llamado para de los autónomos) y las de los padres que se cogen una baja para cuidar de sus hijos cuando estos tienen una enfermedad grave.

Cada año, la Seguridad Social audita sus cuentas y si detecta gastos indebidos, como en el caso de Fremap, reclama la devolución del dinero. Este pago no puede hacerse con cargo a las cotizaciones que recibe ni a los fondos que haya acumulado durante años anteriores por la gestión de estas cotizaciones. La devolución debe hacerse a cuenta del patrimonio histórico que tienen las mutuas y que procede de antes de pasar a integrarse en el sistema de Seguridad Social, en 1967. No obstante, desde que comienza la auditoría de la Intervención General de la Seguridad Social hasta que los tribunales fallan los recursos, pueden pasar hasta siete u ocho años.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS