Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estado aplaza la venta de las oficinas de Catalunya Banc

El FROB no tomará una decisión sobre las ofertas recibidas por las 145 oficinas de fuera de Cataluña hasta que abra el proceso de venta a los bancos que estudian adquirir toda la entidad

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha aplazado la venta de las 145 oficinas de Catalunya Banc que quedan abiertas fuera de Cataluña. En principio, esta semana se aceptaría o rechazaría la oferta del Banco Popular o del fondo Apollo sobre estas sucursales. Sin embargo, según fuentes conocedoras de la operación, ahora se ha decidido esperar por si estas 145 oficinas pudieran interesar a las grandes entidades que analizan la compra de todo el banco.

Cuando el FROB abra el proceso de venta (y ya haya sondeado las intenciones de los posibles compradores), responderá a los que solo han hecho una oferta por las oficinas de fuera de Cataluña. Es una forma de dar prioridad a los que van a comprar el negocio más grande, ante las pobres ofertas recibidas por estas 145 oficinas.

El Popular no quiere tener ningún coste económico por asumir unas 65 oficinas de Madrid, País Vasco y Aragón, lo que puede elevar la factura para el Estado. El culebrón de Catalunya Banc, que empezó con su primera subasta en 2011, parece difícil de resolver por el escaso atractivo del banco.

En principio, Santander, BBVA, y CaixaBank son las entidades que han mostrado mayor disposición a revisar el estado contable de Catalunya Banc para ofrecer un precio en la posterior subasta. El Popular, Banco Sabadell (que ya se quedó con la CAM) y Kutxabank (más preocupado por cuestiones internas) han declinado el ofrecimiento. Con las primeras impresiones que transmitan las entidades que analicen los datos, el FROB realizará la “carta de proceso”. Desde un punto de vista técnico y oficial, la subasta de Catalunya Banc no empezará hasta que los interesados tengan en su poder esa “carta de proceso”, que incluye las condiciones de la venta y los criterios de valoración para la subasta.

Según algunas fuentes del proceso, este paso podría llegar alrededor de mediados de junio. El FROB quiere cumplir el plazo que comentó el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien aseguró que se vendería la entidad “antes del verano”. Directivos de diferentes entidades creen que el proceso podría concluir en la segunda quincena de julio.

Fuentes consultadas consideran que solo CaixaBank y el Santander mostrarán verdadero interés por la entidad. La razón es que son las que mejor pueden aprovechar los aproximadamente 3.000 millones de créditos fiscales que tiene Catalunya Banc en su balance. Para ambos bancos, su tamaño le permite compensar los riesgos de una absorción arriesgada como esta, con los beneficios de los créditos fiscales, tan valiosos cuando el BCE reclama capital a las entidades.

Una vez que se produzca el envío de la carta de proceso, la subasta de la entidad debe celebrarse. En dos ocasiones anteriores ha quedado desierta, por lo que se supone que ahora las autoridades tendrán especial cuidado para que esto no ocurra. En los procesos anteriores, solo el Popular realizó una oferta, aunque el FROB prefirió no adjudicársela, tras tratar, sin éxito, de que el Santander pujara por el banco catalán.