CaixaBank y BBVA negocian con Barclays la compra de su red en España

El negocio de tarjetas y de banca personal en España es lo más atractivo para sus rivales

Un hombre pasa ante una oficina de Barclays en Madrid
Un hombre pasa ante una oficina de Barclays en Madrid Carlos Rosillo

La matriz de Barclays en Londres anunció el 8 de mayo pasado que quería vender su red de banca minorista en España, Italia y Francia. El consejero delegado del banco, Antony Jenkins, dijo que se daban un plazo de dos a tres años para realizar la venta, pero ya han empezado a moverse.

La entidad británica —que no ha contratado a ningún banco de inversión— ha presentado el cuaderno de venta a los grandes jugadores españoles. Por el momento, CaixaBank y BBVA han sido los que han mostrado mayor interés. El Santander ha prestado escasa atención a los datos, mientras que el Sabadell y el Popular no tienen intención de negociar a fondo con la entidad. Fuentes financieras apuntaron que Bankinter aún no ha analizado el balance, pero que, en cualquier caso, sólo tendría interés por el negocio de banca privada.

Según algunas fuentes del mercado, Caixabank es la que está realizando un examen con más detalle sobre el negocio minorista de Barclays. Fuentes cercanas a la entidad catalana admitieron que estaban analizando Barclays, pero eludieron ofrecer más detalles.

Más información
Barclays vende su banca minorista en España, Italia y Francia
Barclays eleva su plan de despidos hasta los 15.000 trabajadores
Barclays busca un asesor para deshacerse de su filial española
Barclays aumenta los bonus a sus directivos y recorta empleos
“Hemos perdido reputación por la búsqueda de beneficios rápidos
Investigan si varios bancos manipularon el mercado de divisas

El BBVA también estaría interesado, según ejecutivos bancarios, pero no en la totalidad del negocio minorista de Barclays, sino en la división de tarjetas y en la banca personal. Barclays tiene una unidad, denominada Retail Business Banking, dedica a la banca personal, de patrimonios inferiores a los 300.000 euros. A partir de esta cifra, los clientes se agrupan en Wealth Management, y cuando superan el millón de euros entran Ultra high net worth.

No está claro qué parte del negocio venderá Barclays, pero algunos creen que sólo está dispuesto a desprenderse de la banca minorista y personal para mantener las otras divisiones, que ofrecen alta rentabilidad.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Según Bloomberg, el fondo de inversión Apollo Global Management y Centerbridge Capital Partners también están interesados en el negocio minorista de España y Portugal. La agencia citó a personas cercanas a la operación que pidieron el anonimato.

Uno de los mayores problemas de Barclays para vender su negocio es que tiene una gran cartera de hipotecas concedidas al euríbor más 0,50 puntos. Hoy en día este margen no es atractivo para los bancos por el alto coste de la financiación y porque consideran que no cubre la posible morosidad. Además, dicen que los clientes están poco vinculados, es decir, sin tarjetas o domiciliación de nóminas, lo que dificulta la venta de productos. Además, toda la banca está reduciendo oficinas y empleados, por lo que no hay interés por ampliar la presencia.

En la parte positiva están las altas provisiones realizadas, así como créditos fiscales diferidos por importe de unos 715 millones, que podrían utilizarse en el futuro al quedar en manos de una gran entidad financiera.

Barclays ha acelerado la venta de la entidad porque desde que se confirmó que abandonaba España, el 4 de mayo, buena parte de los clientes han mostrado su inquietud y está resultando difícil mantenerlos. Por supuesto, la captación de nuevos clientes resulta casi imposible.

Buena parte de los clientes han mostrado su inquietud y está resultando difícil mantenerlos

Ante de anunciar la decisión de abandonar España, Barclays estaba girando hacia el negocio de clientes de altos patrimonios con nóminas de 5.000 euros mensuales. De los 600.000 clientes activos, solo 100.000 encajarían en el perfil de rentas altas, según datos de la entidad. Algunos clientes consultados comentaron este miércoles que la entidad ha comenzado a aplicar nuevas comisiones más altas a los que no están en este nivel patrimonial. El resultado es que muchos abandonan el banco sin que nadie intente retenerlos.

La entidad británica, que era el banco extranjero más grande implantado en España, hace ya 40 años, cuenta con 2.200 empleados, 271 oficinas y unos 580.000 clientes. Barclays justificó la venta de su filial española (así como la de Italia y Francia) por la baja rentabilidad que le ofrecen estos negocios, así como por las pérdidas de los últimos años. Entre 2011 y 2013 la entidad arrastra 681 millones de pérdidas.

La irrupción de Barclays puede quitar potenciales compradores a Catalunya Banc, que ha iniciado los trámites de su subasta. Solo las grandes entidades pueden adquirir Barclays o Catalunya Banc, por lo que el juego queda reducido a Santander, BBVA y CaixaBank. Hasta ahora, fuentes financieras apuntan que las tres entidades consideran que serán necesarias ayudas públicas para la compra de la entidad catalana, aunque acaban de recibir los datos.

EL PAÍS

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS