HORARIOS COMERCIALES

La liberalización comercial genera 13.000 empleos y 5.000 empresas en Madrid

Varias personas pasean con bolsas de compras por la céntrica calle Preciados de Madrid. EFE/Archivo
Varias personas pasean con bolsas de compras por la céntrica calle Preciados de Madrid. EFE/ArchivoEFE

La Ley de Dinamización Comercial de la Comunidad de Madrid ha modificado los hábitos de compra de casi 2,8 millones de ciudadanos, ha generado en sus 20 meses de implantación 12.967 nuevos empleos en el sector y ha favorecido la apertura de 5.018 empresas comerciales.

Estos datos se recogen en el primer "Estudio sobre los hábitos de consumo en Madrid" elaborado por la Consejería de Economía y Hacienda para conocer el impacto que ha tenido la norma madrileña que en julio de 2012 marcó un hito en España al permitir la liberalización total de aperturas en domingos y festivos.

El director general de Comercio, Ángel Luis Martín, ha desgranado los resultados del estudio, elaborado el pasado febrero sobre 1.095 entrevistas telefónicas a residentes en la Comunidad de Madrid mayores de 18 años.

Con carácter general, los madrileños optan por las medianas y grandes superficies para realizar sus compras, aunque uno de cada tres prefiere el pequeño comercio para adquirir no solo sus productos cotidianos (alimentación, higiene...) sino también los ocasionales, como ropa, calzado o juguetes.

A raíz de la liberalización comercial, un 43,5 % de los encuestados -el equivalente a 2,8 millones de madrileños de acuerdo al último censo- reconoce haber modificado sus hábitos de compra, pero aún son mayoría (54 %) los que no han cambiado, o no han tenido necesidad de cambiar, su forma habitual de comprar.

Desde Economía, justifican estos datos en que, con anterioridad a la Ley de 2012, los madrileños ya disponían de un calendario de apertura comercial que abarcaba 22 domingos y festivos, algo que también tiene su reflejo en que un 55,7 % de los encuestados no se ha visto afectado por la nueva norma.

En el último año, el 56,2 % de los entrevistados reconoce haber comprado sus productos habituales en domingos y festivos, y lo ha hecho principalmente (89 %) en medianas y grandes superficies frente al 44 % que ha optado por el comercio de proximidad.

Respecto a la percepción que los madrileños tienen de la liberalización comercial, un 68 % cree que ha supuesto una mejora para los consumidores; un 42 % la considera una oportunidad para los comerciantes; y para un 17 % -mayores de 65 años y amas de casa con mayor disponibilidad para comprar el resto de días de la semana- no ha tenido una afectación especial.

Según el estudio, los compradores de fin de semana suelen ser hombres (62,6 %); tienen entre 18 y 44 años (67 %); están casados o viven en pareja (61,9 %); y poseen estudios universitarios (72,3 %).

Por nivel de ocupación, los estudiantes (78,7 %) son los que más compran en domingos y festivos, seguidos por los trabajadores activos (67 %), los desempleados (66,5 %), las amas de casa (44,5 %), los jubilados (38,7 %) y los inactivos (21,7 %).

La Ley madrileña de Dinamización Comercial también sustituyó las tradicionales licencias urbanísticas de inicio de actividad comercial por una mera declaración responsable, lo que ha favorecido la creación de empresas comerciales en la región, en concreto 5.018, lo que supone casi el 20 por ciento del total nacional.

En materia de empleo, Economía ha cifrado en 12.967 los nuevos puestos de trabajo creados en el sector desde julio de 2012 (14.171 desde el segundo trimestre de 2008) frente a los 12.012 destruidos en España (-176.886 desde el comienzo de la crisis).

A la vista de estos datos, la Consejería que dirige Enrique Ossorio da por conseguido el principal objetivo del modelo liberalizador madrileño: crear puestos de trabajo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS