Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BRASIL EEUU

Temer defiende en Nueva York que no hay razones para dudar de la economía brasileña

El vicepresidente brasileño, Michel Temer. EFEArchivo Ampliar foto
El vicepresidente brasileño, Michel Temer. EFE/Archivo EFE

El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, defendió hoy en Nueva York que no hay "razones objetivas" para perder confianza en la economía nacional y animó a los inversores exteriores a apostar por el país.

Temer, que intervino en una conferencia sobre el papel global de las economías emergentes, llamó a los presentes a no dejarse llevar por las "interpretaciones pesimistas" sobre la situación de Brasil.

"Objetivamente, no hay razones claras para perder la confianza en Brasil, ya sea desde un punto de vista económico o social", aseguró.

Según Temer, "Brasil es hoy parte de la solución y no parte de los problemas globales".

El vicepresidente brasileño defendió en su discurso los progresos logrados por el país durante los últimos años, incluso durante la crisis financiera internacional, y garantizó que el Gobierno mantendrá sus políticas sin renunciar a unas finanzas potentes.

Temer, que aludió indirectamente a la reciente rebaja que la agencia Standard & Poor's hizo de la nota soberana brasileña, subrayó que la "responsabilidad fiscal" es fundamental para el Ejecutivo.

"El gasto corriente del Gobierno federal está bajo control", garantizó, al tiempo que recordó que la deuda pública se ha reducido "sustancialmente" en los últimos años.

Además, aseguró que las próximas elecciones no supondrán que ésas políticas fiscales se relajen.

Temer recordó que la economía brasileña creció un 2,3 % en 2013 pese a las perspectivas negativas que existían, y opinó que se dan "condiciones para que logremos más crecimiento en 2014 que en el año anterior".

El discurso del vicepresidente se produjo poco después de que hoy los analistas del mercado financieros volvieron a recortar sus previsiones de crecimiento para la economía de Brasil en 2014, que eran del 1,69 % hasta la semana pasada y ahora han situado en el 1,63 %, según informó el Banco Central del país.

En declaraciones a los periodistas, el vicepresidente aseguró además que, pese a los temores que puedan existir, el Gobierno está trabajando para contener la inflación y la tiene "bajo control".

Además, Temer destacó las oportunidades que Brasil presenta para los inversores extranjeros y puso de relieve la seguridad jurídica con la que cuentan y las facilidades que la expansión de las infraestructuras ofrecen.

"Un nuevo ciclo de crecimiento económico global está en camino. A medida que la crisis se disipa, crecerá la atención sobre los países emergentes", consideró.

La visita de Temer a Estados Unidos tiene como objetivo "vender la verdadera imagen de Brasil", según indicó el propio vicepresidente a la prensa.

En los últimos meses, un buen número de analistas han puesto en duda la estabilidad de la economía brasileña y la de otros países del llamado grupo de los BRICS, en el que figuran también Rusia, India, China y Suráfrica.

En la conferencia celebrada en Nueva York intervinieron representantes de los sectores público y privado de todos esos países, que insistieron en las oportunidades que sus naciones siguen representando.

Brasil contó con la presencia, entre otros, del embajador ante la ONU y exministro de Exteriores, Antonio Patriota, y del presidente de la Comisión de Exteriores del Senado, Ricardo Ferraço.

Brasil será sede en julio de la próxima cumbre de los BRICS, que tendrá lugar en la ciudad de Fortaleza.

Temer adelantó que la intención de la cita es "iniciar un segundo ciclo para profundizar y ampliar la coordinación y cooperación" dentro del grupo y confirmar los acuerdos alcanzados en la anterior cumbre de Durban (Suráfrica) para la creación de un nuevo Banco de Desarrollo y de una reserva financiera para responder a crisis macroeconómicas.