Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LUFTHANSA HUELGA

Los pilotos de Lufthansa concluyen la huelga sin haber acercado posiciones

Un panel de información muestra los vuelos de Lufthansa cancelados en el aeropuerto de Fráncfort (Alemania) hoy, viernes 4 de abril de 2014. Los pilotos de la aerolínea alemana Lufthansa están llamados hoy a la tercera y última jornada de huelga sin haber logrado todavía llegar a un acuerdo con la compañía. Ampliar foto
Un panel de información muestra los vuelos de Lufthansa cancelados en el aeropuerto de Fráncfort (Alemania) hoy, viernes 4 de abril de 2014. Los pilotos de la aerolínea alemana Lufthansa están llamados hoy a la tercera y última jornada de huelga sin haber logrado todavía llegar a un acuerdo con la compañía. EFE

Los pilotos de la aerolínea alemana Lufthansa concluyen hoy a medianoche la mayor huelga en la historia de la compañía sin haber logrado acercar posiciones.

Lufthansa reiteró hoy que no va a presentar una nueva oferta porque las ofrecidas son suficientes para poder negociar.

Asimismo la mayor compañía aérea de Alemania considera que la huelga causa sobre todo un gran daño de imagen y crea el peligro de que muchos pasajeros busquen aerolíneas alternativas al no confiar en la fiabilidad de Lufthansa.

El sindicato de los pilotos Vereinigung Cockpit renuncia a nuevas huelgas hasta que hayan concluido las vacaciones de Pascua.

La mayor compañía aérea de Alemania dijo hoy que se ha preparado para iniciar de nuevo rápidamente los vuelos el sábado, unas 1.800 conexiones aéreas, e insta a los pilotos a reanudar las negociaciones.

El primer avión en reanudar los vuelos desde el exterior lo ha hecho esta tarde desde Singapur y se espera que los primeros desde Norteamérica lleguen al aeropuerto de Fráncfort hacia las 05.00 horas del sábado.

El presidente saliente de Lufthansa, Christoph Franz, calificó la huelga de tres días de "desproporcionada" en una entrevista con el diario "Handelsblatt".

Pese a la huelga, la compañía pudo operar el jueves con éxito su primer vuelo desde Múnich a Ciudad de México -ciudad que gana importancia económica para el mercado alemán- con un Airbus A340-600.

Desde el miércoles, cuando los pilotos comenzaron la huelga, Lufthansa ha tenido que anular cerca de 3.800 vuelos, lo que ha paralizado el tráfico aéreo en el aeropuerto de Fráncfort, el mayor de Europa continental, y en Múnich.

Unos 425.000 pasajeros se han visto afectados por la acción de protesta de los pilotos de Lufthansa, compañía con la que viajan diariamente unos 175.000 pasajeros.

Sin embargo, no se han vivido situaciones de caos en los principales aeropuertos alemanes porque los pasajeros estaban avisados.

El sindicato Cockpit exige un aumento salarial del 10 %, mientras que la compañía ofrece un subida escalonada del 5,2 % más una paga única.

Asimismo los pilotos quieren volver a negociar las pensiones de jubilación y mantener su jubilación transitoria, pagos que permitían a los capitanes, hasta ahora, prejubilarse a partir de los 55 años con un 60 % de su sueldo base.

Los pilotos con gran experiencia de Lufthansa se encuentran, con un salario bruto anual de 255.000 euros, entre los empleados mejor pagados en la propia compañía y en la comparativa internacional y por eso la huelga no ha encontrado comprensión entre los colegas.

Han secundado también la huelga los pilotos de Lufthansa Cargo y de la filial de vuelos baratos Germanwings, que tiene unos 38.000 pasajeros diarios.

De los 33 vuelos de transporte de mercancía que tenía previstos Lufthansa Cargo sólo se han operado 15, lo que ha afectado a 4.500 toneladas de mercancía.

La huelga lastrará el resultado de Lufthansa en una cifra alta de dos dígitos de millones de euros, entre 25 y 30 millones de euros diarios, según algunos expertos.

Lufthansa redujo en 2013 el beneficio neto hasta 313 millones de euros, un 74,5 % menos que en 2012, por la ausencia de extraordinarios y por costes de saneamiento.

La compañía, que quiere triplicar el beneficio operativo hasta 1.500 millones de euros en los próximos dos años, ha trasferido estos tres días de huelga 6.500 pasajeros a otras compañías aéreas o a la empresa alemana de transporte por ferrocarril Deutsche Bahn.