Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SINDICATOS UGT

Méndez dice que el sector del transporte será el primero en avisar del fin de la crisis

El secretario general de UGT, Cándido Méndez (i), y el secretario de regional, Carlos Pedrosa, en un descanso del Congreso Regional que el sindicato celebra en Albacete. Ampliar foto
El secretario general de UGT, Cándido Méndez (i), y el secretario de regional, Carlos Pedrosa, en un descanso del Congreso Regional que el sindicato celebra en Albacete. EFE

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha dicho que al igual que al inicio de la crisis el sector del transporte fue el primero en dar señales de alarma también será el primero que avise del principio de la recuperación, aunque ese silbato "aún no suena" y no lo hará con las políticas del Gobierno.

Méndez ha hecho estas declaraciones a los periodistas en Albacete antes de intervenir en la clausura del congreso de la Federación de Transportes, Comunicaciones y Mar, que se disuelve para fusionarse con la de Comercio para formar la Federación de Servicios para la Movilidad y el Consumo.

El congreso constituyente de la nueva Federación tendrá lugar mañana, sábado, y también intervendrá el secretario general del sindicato.

Méndez ha dicho que el sector del transporte actuó como "sirena de niebla" para avisar de la recesión y ha añadido que será el mismo sector el que avise de la recuperación, aunque "ese silbato aún no ha sonado".

El líder de UGT ha asegurado que no espera que el cambio llegue "con el tipo de políticas que se están planteando" en España el país y ha pedido un "cambio de rumbo".

Cándido Méndez ha aludido al programa de protestas convocadas en Europa hasta el 3 de abril por la Confederación Europea de Sindicatos, en las que se pedirán un cambio en la política económica e impulsar "un plan de inversiones europeo que suponga el relanzamiento de la economía".

El secretario general de UGT ha insistido en que Europa debe cambiar sus políticas, porque "si dejan las cosas como están, como pretenden la Comisión Europea y el Gobierno español, el silbato de la recuperación no va a sonar".