Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Slim acusa a México de favorecer a Televisa con la ley de telecomunicaciones

El regulador de la industria en el país comienza una investigación por prácticas monopólicas en el sector

América Móvil, la compañía de telecomunicaciones del empresario mexicano Carlos Slim, ha acusado al Gobierno del presidente mexicano Enrique Peña Nieto de favorecer a otras empresas del sector con la propuesta de leyes secundarias de telecomunicación presentada esta semana ante el Senado mexicano. En un comunicado, publicado en los principales periódicos del país, la compañía ha pedido al Congreso que revise la iniciativa para propiciar la competencia en el sector de las telecomunicaciones, como se había planteado en la reforma constitucional de junio de 2013.

“Dichas disposiciones crean barreras de entrada a mercados altamente concentrados como lo son el de la radiodifusión y la televisión restringida, protegiendo así al agente económico preponderante en radiodifusión y con poder de mercado en televisión restringida”, dice el posicionamiento de América Móvil. Aunque la compañía no señala directamente al Grupo Televisa, propiedad del empresario mexicano Emilio Azcárraga, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) ha reconocido que actualmente Televisa es el mayor proveedor de radiodifusión por dominar más del 50% del mercado.

La empresa de Slim, por su parte, es preponderante a través de sus filiales Telcel y Telmex en el mercado de las telecomunicaciones al ser el mayor proveedor de telefonía y servicios de internet. La reforma obliga a ambas empresas a compartir su infraestructura con sus competidores, un punto que mantiene cierta tensión entre las dos compañías y que ha desatado las críticas de América Móvil hacia la propuesta presidencial.

“Vemos con preocupación otras propuestas contenidas en la iniciativa que impedirán o retrasarán la prestación de los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión en condiciones de libre competencia, calidad, cobertura universal y convergencia”, describe la empresa de Slim en su pronunciamiento, donde además reclama que a pesar de que la compañía está suscrita a un Acuerdo de Convergencia desde 2006, Telmex no ha sido autorizado para incursionar en el mercado de la televisión.

América Móvil insiste en que las condiciones que presenta la iniciativa de leyes secundarias impedirán que se desarrolle un ambiente de competencia en el sector de las telecomunicaciones. “Sorprende que se pretenda por ley obligar a una empresa a invertir, para después obligarla a vender a sus competidores sus servicios a $00.00. Además esa propuesta confiscatoria premia la falta de inversión crónica de nuestros competidores en perjuicio de los consumidores”, versa el texto.

Tras el anuncio de las leyes secundarias de telecomunicaciones, la empresa de Slim perdió 2.885 millones de dólares en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) por la caída de casi un 4% en el valor de la acción. Expertos han estimado que América Móvil puede enfrentar la diminución de un 4% de sus ingresos ante la implementación de una reforma que propone eliminar las  tarifas de interconexión y larga distancia. Los consumidores mexicanos representan para la compañía el 27,7% de sus abonados en telefonía móvil y 32,3% en telefonía fija.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) ha abierto este viernes una investigación para detectar prácticas monopólicas en los mercados de servicios de internet y televisión de paga en México, después de que recibió una denuncia sobre el tema. La institución determinará si existieron violaciones a la Ley Federal de Competencia por parte de las compañías del sector, aunque no ha apuntado hacia alguna en particular.

Más información