Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

CatalunyaCaixa gana 532,2 millones por las preferentes y los créditos fiscales

Los activos de la antigua caja se sitúan en 63.000 millones, el 14,9% menos que el año anterior

La entidad ha recibido más de 12.000 millones de euros en ayudas públicas

En pleno proceso de reestructuración para afrontar el tercer intento de privatización, CatalunyaCaixa ha logrado salir de los números rojos y apuntarse en 2013 un beneficio de 532,2 millones de euros, frente a las pérdidas de 11.856 millones de euros que registró en 2012. Según ha informado la entidad catalana en un comunicado, los activos de la antigua caja de ahorros se sitúan en 63.062 millones de euros, lo cual supone una reducción del 14,9% en relación con los activos del ejercicio anterior a causa de la reestructuración exigida por la Comisión Europea, y que de momento se ha materializado en la venta de la cartera de renta fija privada y de filiales y participadas ajenas al negocio financiero. La entidad ha recibido 12.050 millones de euros en ayudas públicas.

CatalunyaCaixa, que sigue siendo la marca comercial de CatalunyaBanc, cerró el año pasado con un margen de intereses (que mide el negocio puramente financiero) de 500,4 millones de euros, el 2,2% menos que en 2012. La entidad resalta que esa "mínima reducción" se da "a pesar de la disminución de ingresos financieros producida como consecuencia del traspaso del crédito promotor a la Sareb" y que el resultado es un 25% superior al que se planteó en el plan de viabilidad pactado con Bruselas.

El resultado de explotación antes de dotaciones ascendió a 167,8 millones de euros. Para llegar a los 532,2 millones de euros, la entidad tiene en cuenta en especial los activos fiscales y el burden sharing, es decir, el capital que han obtenido a costa de que los tenedores de instrumentos híbridos compartieran la asunción de pérdidas, como pedía Bruselas. Este monto es de 523 millones de euros, según la entidad. Una parte (392 millones) fue destinada a dotaciones por arbitrajes y otras contingencias judiciales. Los créditos fiscales de CatalunyaCaixa, controlada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y presidida por José Carlos Pla, fueron en 2013 de 2.023,3 millones de euros, mientras que las dotaciones ascendieron a 2.156,2 millones. La tasa de morosidad se situó en el 13%.

El capital principal de la entidad se sitúa en el 14,4%, lo cual en términos de Basilea III es del 12,3%. Según el comunicado, la posición de liquidez es de 15.005 millones de euros, lo cual supone cubrir "holgadamente" los vencimientos futuros y tener una "dependencia mínima" del Banco Central Europeo, cuya apelación se sitúa en 1.500 millones de euros. La entidad sostiene, además, que en 2014 prevé dar hasta 5.000 millones en créditos a pymes y particulares. La entidad el año pasado pactó con los sindicatos un Expendiente de Regulación de Empleo (ERE) de 2.153 despidos.