Los analistas basan su mejora de las previsiones en el aumento del consumo

Los pronósticos recogidos por Funcas vaticinan un crecimiento para la economía española del 1% en 2014

En la imagen, monedas de dos euros
En la imagen, monedas de dos eurosEFE

La economía española está recuperando el pulso muy lentamente, aunque un poco mejor de lo previsto. El consumo interno volverá a levantar cabeza este año y gracias a eso el producto interior bruto podrá crecer un 1%, más de lo previsto en principio. Algo más el año que viene, un 1,8%, según la media de los pronósticos de los 19 servicios de estudios privados que recopila Funcas. Pero la mejoría es muy insuficiente para que la tasa de paro baje con fuerza: a lo largo de 2013 será del 25,4%.

“La economía española ha ganado algo de fuerza en el primer trimestre”, explica la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), lo que ha llevado a una revisión al alza de una décima en el crecimiento previsto de este año. La mejora en este panel de coyuntura llega poco después de que lo hayan hecho el FMI y la Comisión Europea. A finales de enero, el organismo dirigido por Christine Lagarde elevó su pronóstico para este año hasta el 0,6%. Justo un mes después lo hizo Bruselas, que prevé un incremento del 1%.

También este lunes el banco de inversión Morgan Stanley mejoró en varias décimas la previsión de crecimiento que tenía para España, tanto en 2014 como en 2015. Como Funcas, la entidad estadounidense espera que este año el PIB aumente un 1%. Menos optimista es con su pronóstico para el próximo ejercicio (1,5%).

Más información

Buena parte de esta corrección en las previsiones de los servicios de estudios privados, se debe a la recuperación del consumo de los hogares este año y el que viene. Precisamente en 2015, los analistas privados esperan que la construcción deje de restar en el PIB español y sume. Será un crecimiento de apenas tres décimas, pero “aumentará por primera vez desde que empezó la crisis”, explica el comunicado de Funcas. En cambio, los analistas esperan que las políticas de austeridad sigan frenando la actividad, especialmente durante este año.

A pesar de este repunte del consumo, los precios seguirán mostrando un comportamiento lánguido durante 2014. Apenas aumentarán una media del 0,6%.

Que la demanda interna tuviera una aportación positiva en la economía española este año puede considerarse una sorpresa. Pocos lo esperaban. De hecho, en la anterior ronda de este panel de coyuntura se vaticinó un comportamiento negativo.

Tampoco se esperaba que las exportaciones se debilitaran, pero las dudas en los países emergentes y la fortaleza del euro han frenado el tirón que ha mostrado el sector exterior en los últimos años. No obstante, su contribución a la marcha de la economía española seguirá siendo positiva tanto este año como el próximo.

Por lo que respecta al empleo, los analistas vaticinan un incremento del 0,4% este año —“la previsión anterior era una variación nula”— y del 1,1% en 2015. “El tímido crecimiento del empleo que se registró en los meses finales de 2014, ha ganado intensidad en enero y febrero de 2014”, explica en Funcas. No obstante, esta mejoría no se traduce en una caída rápida del desempleo, que tanto este año como el que viene se mantendrá en porcentajes muy altos: el 25,4% en 2014 y el 24,2% en 2015.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50