El Santander prescinde de 3.441 empleados en 14 meses

La fusión de Banesto, que desaparece como marca, con la red de oficinas del grupo, propicia la mayoría de las bajas de la plantilla

Banesto ha cerrado tras más de 110 años de historia.  La señera entidad se ha integrado en la red de oficinas del Santander, lo que ha supuesto una aceleración de la reducción de plantilla, un tema nunca aclarado por la entidad.

Según UGT, que cita fuentes del banco, el Santander ha tenido 3.441 bajas en su plantilla desde enero de 2013 a febrero de 2014, es decir, en 14 meses. Al 31 de diciembre de 2013, el banco tenía 25.665 empleados, según UGT. A la vez, ha registrado 232 altas en el mismo periodo de tiempo. El sindicato, que ha firmado el “Acuerdo de Fusión” de Banesto, Banif y el Santander, criticó “el excesivo número de despidos” que superan las 200 personas, por casos que derivan de “la asfixiante presión comercial y sobrecarga de trabajo”.

Entre las bajas, la mayor parte son jubilaciones y prejubilaciones (1.956 personas), las causas vegetativas (excedencias, maternidad, traslado de sociedades del grupo, fallecimientos e invalidez), 800 personas, mientras que los despidos y bajas acordadas son 290 y el vencimiento de contrato, 17. En las altas destacan las reincorporaciones: 164 en total.

Por otra parte, el sindicato ve con buenos ojos los avances hacia  la paridad en el número de empleados (41,5% mujeres), "si bien no es  así en puestos directivos, donde aún se está lejos de alcanzar un escenario  de igualdad real". También ha valorado positivamente las actuaciones de cierre de oficinas  en los distintos territorios y el consiguiente traslado de empleados. No obstante, advierte de que seguirá velando para garantizar que el proceso  de reorganización y racionalización "se efectúe de forma no traumática  y voluntaria".

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS