Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia firma la paz con los sindicatos sin una promesa para ampliar la flota

El acuerdo prevé una reabaja salarial para el colectivo de tierra del 7% y congelación hasta 2015

La firma permite a la compañía presentarse a los concursos de 'handling' en 22 aeropuertos

Aviones de Iberia en la Terminal T- 4 de Madrid Barajas Ampliar foto
Aviones de Iberia en la Terminal T- 4 de Madrid Barajas

"Es tiempo de pensar en los negocios y no de negociar". Con este mensaje, Luis Gallego, presidente ejecutivo de Iberia, ha celebrado en rueda de prensa el principio de acuerdo alcanzado con dos de los sindicatos de los 8.000 empleados de tierra de la aerolínea. El acuerdo, que aún debe ser aprobado por los trabajadores y no garantiza nuevas inversiones, incluye la congelación salarial hasta 2015 aunque recupera un 4% de la rebaja de 2013, con lo que la reducción final será del 7%.

Con la firma de este viernes, que se suma a los acuerdos logrados en febrero con pilotos y tripulantes de cabina, la aerolínea sella la paz social que le permitirá presentarse con garantías al primer concurso de asistencia en tierra (handling) de Aena en 22 aeropuertos pequeños, cuyo plazo vence el 20 de marzo.

Por el contrario, no garantiza más inversiones inmediatas. A cambio de realizar los ajustes, los sindicatos mayoritarios UGT y CC OO, que han sido los únicos que han respaldado el pacto, han demandado la ampliación de la flota. Sin embargo, Gallego ha sido prudente y ha advertido de que una nueva inversión dependerá de la demanda y de la sostenibilidad de la empresa.

El acuerdo preliminar establece un nuevo cómputo para la antigüedad y nuevos topes a la progresión en varios colectivos y contempla mejoras en la productividad y flexibilidad en el área de mantenimiento. Además, la aerolínea se comprometió a consolidar los servicios de handling al menos hasta 2017. El acuerdo, al que no se adhirió Asetma, USO y CTA, incluye un aumento de 214 a 228 en el número de jornadas reales de trabajo al año en los aeropuertos con menor productividad.

En febrero, Iberia cerró los acuerdos similares con sus 3.000 tripulantes de cabina y con los casi 1.100 pilotos. “Hemos sellado la paz social con todos los colectivos de la compañía. Es un ejercicio de sentido común, no es otra cosa que salvar a Iberia, darle un sentido y darle un futuro”, ha agregado Gallego en rueda de prensa. “Las organizaciones sindicales tenemos que ser capaces de poner a Iberia en la posición que siempre tuvo y que jamás debió perder”, ha añadido el secretario federal del sector aéreo de UGT, Francisco Rodríguez, durante la firma del acuerdo.

Los sindicatos también esperan un aumento en el número de rutas, después de los ajustes que la empresa realizó a inicios de 2013. La ampliación garantizaría los empleos de casi 12.000 trabajadores. “Estamos analizando el posible desarrollo de la compañía, los acuerdos eran una condición necesaria, aunque no suficiente”, ha dicho Gallego.

El estira y afloja de los sindicatos con la aerolínea tuvieron su impacto en el tráfico de pasajeros durante 2013. Sobre todo, después de las huelgas que los trabajadores realizaron a inicios del año. En el ejercicio pasado, Iberia registró una caída de pasajeros de 16,5% con 41,5 millones de viajeros transportados.

Más información