Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dos exejecutivos de Catalunya Banc aspiran a cinco millones más en pensiones

Los directivos ingresarán el dinero si los jueces ratifican que su despido fue improcedente

Los fondos se suman a la indemnización de 1,6 millones

El exdirectivo de Catalunya Banc, Adolf Todó.
El exdirectivo de Catalunya Banc, Adolf Todó. EFE

El Gobierno y el fondo de rescate, FROB, se llevaron este lunes un disgusto, pero lo que está por venir puede ser todavía peor. El Estado va a recurrir la sentencia de este lunes ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya. Si los jueces se ratificaran en que el despido ha sido improcedente, los dos exejecutivos, Adolf Todó y Jaume Masana, tendrían derecho a sus fondos de pensiones, que suman más de cinco millones de euros. El expresidente tiene asignada una cantidad superior a los 4 millones (algunas fuentes la cifran en 4,5 millones) y el que fuera su consejero delegado alrededor de 1,5 millones. En caso contrario, si se concluye que no tienen derecho a indemnización, los servicios jurídicos deberán estudiar el contrato del fondo de pensiones. Algunas fuentes creen que será difícil que se les pueda negar este derecho.

El cobro de este dinero se llevará a cabo cuando legalmente les corresponda: Todó nació en 1956 y Masana es más joven, es decir, no se hará ahora líquido. Otra cuenta más que se suma a la factura que pagarán los contribuyentes.

Pese a que la noticia es positiva para los exejecutivos, que han sido defendidos por el bufete de Miquel Roca, la indemnización a la que aspiraban era mayor: Todó reclamaba tres anualidades, 300.000 euros por ejercicio después de la nacionalización, es decir, 900.000 euros. El juez dice que solo les corresponde 600.000 euros porque es lo que permite la ley.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, anunció este lunes que espera que la Justicia le acabe dando la razón y resaltó que el Gobierno ha inyectado en Catalunya Caixa casi 12.000 millones de los contribuyentes.

Por otro lado, el director general del FROB, Antonio Carrascosa, intervino este lunes en la quinta jornada sobre La banca española tras el rescate: Presente y futuro, organizada por la Fundación Universidad-Empresa Adeit, y apuntó que Catalunya Banc “si se concluye que la subasta es factible, se debería vender para final del primer semestre”. La venta será un funeral porque las pérdidas serán multimillonarias.

Más información