Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DISTRIBUCIÓN

Mercadona frena su escalada

La cadena de supermercados mejora sus beneficios un 1%, hasta 515 millones

La cifra de negocio crece el 2,9% y la plantilla se congela en 74.000 empleados

Mercadona es sin duda el líder de la distribución de alimentación en España. Ha sido capaz de crecer en ventas durante toda la crisis. Sin embargo, la cadena, que en los últimos años ha vivido una auténtica explosión (tiene ahora 1.467 tiendas), ha entrado ahora en una fase de digestión. Después de ampliar su plantilla en 10.000 empleados en 2011 y 2012, el pasado ejercicio la mantuvo congelada en 74.000 empleados. La cifra neta de negocio creció un 2,9%, hasta 18.034 millones, el crecimiento más bajo desde 2009. Su beneficio fue de 515 millones, el 1% más. Dedicó el ejercicio a implantar la que es su gran apuesta, una nueva estrategia en la venta de alimentos frescos con la que pretende ganar la partida al negocio tradicional.

Fuente: Mercadona.
Fuente: Mercadona.

Juan Roig, presidente de la cadena de supermercados reunió el jueves a los medios de comunicación en Valencia para revisar sus resultados de 2013. En una cita que siempre despierta expectativas por las habitualmente atrevidas palabras de Roig, el empresario se mostró sin embargo muy comedido. Lo que sí reconoció es que la compañía está trabajando para mantener su negocio a pesar de la crisis ecónomica. “Si para vender hay que bailar sevillanas, Mercadona bailará sevillanas”, señaló ante la pregunta de si pensaban abrir todos los domingos. De momento, dijo Roig, no van a levantar la persiana en festivos, pero porque consideran que no es rentable. El empresario, sin embargo, no se cierra a estudiar nada que pueda resultar provechoso.

El dueño de Mercadona señaló que, pese a que el crecimiento de facturación y beneficios es este año menor que en ejercicios anteriores (en 2012 ambas partidas se elevaron en torno al 7%), están “muy satisfechos”, porque las previsiones incluso esperaban una merma en las ganancias. La cadena inauguró 61 nuevas tiendas (y cerró 5) e invirtió 650 millones de euros. Las ventas en espacio comparable a 2012 (sin contar las nuevas aperturas) no han registrado ningún crecimiento, reconoció el presidente.

La empresa invertirá

700 millones este año

para crecer un 3,5%

En el lado de los puestos de trabajo, Roig declaró que la empresa no ha generado empleo nuevo este año. “La plantilla se ha mantenido estable en 74.000 trabajadores. En 2011 y 2012 contratamos a 10.000 personas para llevar a cabo la estrategia de frescos”, justificó el presidente de la cadena. Con esa cifra, señaló, tienen suficiente para atender las nuevas aperturas, que para el ejercicio 2014 están previstas también en cerca de 60, con una inversión de 700 millones.

En lo que a futuros contratos se refiere, Roig señaló: “Crearemos empleo si hay demanda. Y para 2014, de momento, es un empleo que no visualizamos”, advirtió. El año actual, avanzó, será todavía complicado en el terreno del consumo. “Los productos frescos nos tienen que ayudar a ir mejor, porque va a ser un año muy difícil”, auguró. La competencia, dijo, avanza deprisa y la situación económica no ayuda. Pese a esas consideraciones, la compañía se ha fijado como objetivo para 2014 crecer un 3,5% en facturación y beneficios, es decir, hasta los 20.500 de ventas con IVA y los 533 millones de ganancias, respectivamente.

“Si para vender hay

que bailar sevillanas,

Mercadona bailará sevillanas”, dice Roig

Roig, como ya es habitual, destacó la evolución de los sueldos en su empresa: este año el salario de un trabajador base que lleva más de cuatro años en la empresa (64.000 de sus 74.000 empleados) asciende a 1.400 euros netos, más las primas que cobran si hay beneficios. En 2013, repartieron entre la plantilla 257 millones por haber cumplido los objetivos. En cuanto a los dividendos que se han repartido los Roig, como propietarios de la cadena, ascendieron a 90 millones de euros, que salieron de las reservas de la empresa, que ascienden a 2.906 millones de euros.

Roig insistió mucho en señalar que Mercadona tiene salarios muy altos. “Pagamos un sueldo muy alto y exigimos mucho. Somos una empresa de alto rendimiento”, aseguró. La empresa calcula que la productividad ha aumentado el 6%. Esta, dice el empresario, es la clave del crecimiento. “Hay que pagar muy bien a los trabajadores. Hay que tratar bien a la gente. Porque nuestros trabajadores hacen un enorme esfuerzo de productividad”, alabó.

El empresario ni siquiera aprovechó la cita para opinar sobre los impuestos, como en ocasiones anteriores. Lo que sí hizo por primera vez fue desgranar su factura fiscal, que en total, señaló, asciende a 1.465 millones. De este total, 632 millones de euros corresponden a la Seguridad Social (529 millones a cargo de la empresa); 237 al impuesto de sociedades, cantidad que supone una tributación del 33% de sus beneficios, según Roig; 524 a la recaudación del IVA y del IRPF (que corre por cuenta de consumidores y trabajadores); y 72 a otros impuestos y tasas. El desembolso total fue “un 12% más que un año antes”, calculó. Aunque Roig comentó que lo ideal sería “que todos pagáramos menos impuestos”, apuntó que “hay que pagarlos, las carreteras y la educación no se pagan solas”.

1.465 millones en impuestos

Mercadona ha desgranado por primera vez su factura fiscal porque, según Juan Roig, ha recibido muchas peticiones para revelar los datos. La cadena paga 309 millones en concepto de impuestos de sociedades, con un tipo del 33%. Por Seguridad Socia a cargo de la empresa desembolsa 529 millones de euros. "Además, recaudamos para el Estado y las autonomías otros 300 millones por el IRPF de nuestros trabajadores y 103 millones de la Seguridad Social a cargo del trabajador", ha explicado el presidente de Mercadona antes de destacar que con el IVA aportan 224 millones. En total, ha señalado, su contribución fiscal asciende a 1.465 millones. "Un 12% más que un año antes". Roig, muy comedido en sus comentarios este año, no ha entrado a criticar la presión fiscal. "Hay que pagar los impuestos que haya que pagar, porque las carreteras y la educación no se paga sola", ha señalado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información