Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bañuelos vende su 20% en Amper al presidente de la firma y otros socios

La operación se pagará "en cualquier momento entre el trigésimo y trigésimo sexto mes posterior a la suscripción del contrato de compraventa"

El Grupo Veremonte, en manos del empresario Enrique Bañuelos, ha alcanzado un acuerdo con el presidente de Amper, Jaime Espinosa de los Monteros, para venderle su participación del 20% en el grupo español, según ha comunicado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La firma ha subrayado además que la intención del presidente de Amper es dar entrada en el "corto plazo" a nuevos socios que refuercen su proyecto industrial con el objetivo de facilitar un acuerdo con las entidades financieras en la reestructuración de la financiación sindicada de Amper en España. En concreto, "en los próximos días" Veremonte transmitirá a Emilanteos, la sociedad controlada por Jaime Espinosa, un total de 8,83 millones de acciones, representativas del 20% del capital social.

El precio de compraventa de las acciones dependerá de la cotización de los títulos en los próximos días. No obstante, si se toma como referencia el precio actual de cotización y los 1,70 euros por título a lo que Veremonte entró en la compañía, la venta supondría minusvalías al grupo de Enrique Bañuelos.

Amper ha indicado que si el precio de 1,12 euros por acción --precio medio de cotización de los tres días anteriores al contrato-- fuese mayor que la media del precio de los 30 días hábiles bursátiles anteriores a la fecha de pago, el precio se fijará en función a esta última referencia. En cambio, si el precio medio de las acciones de Amper en los 30 días anteriores a la fecha de pago fuese mayor al de la fecha de contrato, el precio será este último multiplicado por el número de títulos, más el 80% de la diferencia entre estos precios multiplicado por el número de acciones.

La firma ha indicado que el precio de compraventa de acciones se pagará en cualquier momento entre el trigésimo y trigésimo sexto mes posterior a la suscripción del contrato de compraventa.

Minusvalías por la operación

Veremonte España entró en el capital de Amper en mayo de 2012. A lo largo de este tiempo, la compañía ha suscrito dos ampliaciones de capital por un importe total de 15 millones de euros, suscritas y totalmente desembolsadas. La primera ampliación por una cuantía de 10 millones de euros al cierre del 2012, a un tipo de emisión de 1,70 euros por acción.

La segunda ampliación se llevó a cabo a finales del pasado año, al mismo precio de la primera, y también suscrita por 5 millones de euros, desembolsada anticipadamente por Veremonte España entre los meses de abril y julio.

"A pesar de los sucesivos esfuerzos económicos y empresariales por parte de Veremonte para el sostenimiento de Amper, aportando liquidez a la compañía, renovando planes estratégicos y acometiendo medidas de ajuste que han supuesto un importante ahorro, la compañía ha decidido que ha llegado el momento de reforzar la viabilidad de la empresa y el futuro desarrollo tecnológico de la compañía con la venta de su participación al presidente actual de la compañía", ha indicado Veremonte en un comunicado.

El grupo de Bañuelos ha afirmado que a partir de este momento se centrará en los diferentes proyectos internacionales en los que está inmerso.

Pendiente de la refinanciación

Amper alcanzó el pasado mes de febrero un acuerdo con las entidades financieras que conforman su sindicato bancario para una nueva prórroga del 'stand still' --interrupción de las obligaciones financieras de pago de la deuda-- vigente desde 1 de julio y que permanecerá en vigor hasta el próximo 18 de abril de 2014. La cifra que Amper está refinanciando con el sindicato de bancos está entorno a los 120 millones de euros.

Amper señaló recientemente al regulador bursátil que el proceso de refinanciación se encuentra en "avanzado estado de negociación", aunque ha precisado que éste no ha concluido y que, "dada la complejidad y condicionantes" del mismo del mismo, incluyendo la obtención de nuevos fondos en una ampliación de capital dineraria, existen riesgos de que no finalice de "forma satisfactoria".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información