Japón regulará el bitcoin tras el cierre de la casa de cambio Mt. Gox

El Gobierno nipón se planea imponer una normativa similar a la que pesa sobre el oro También estudia exigir impuestos a quienes obtengan rentabilidad operando con la moneda

Mark Karpeles, fundador de Mt. Gox, escoltado por sus abogados tras el colapso de esta plataforma de cambio de bitcoins, la semana pasada en Tokio.
Mark Karpeles, fundador de Mt. Gox, escoltado por sus abogados tras el colapso de esta plataforma de cambio de bitcoins, la semana pasada en Tokio. Tomohiro Ohsumi (Bloomberg)

Tal y como se temían los impulsores del bitcoin, el colapso de la casa de cambio Mt. Gox y el corralito virtual que han sufrido sus clientes va a provocar que esta moneda, que hasta la fecha había escapado de la supervisión de las autoridades por voluntad propia, sufra algún tipo de regulación. El primer país en mover ficha en este sentido será Japón, donde esta plataforma tenía su sede. Según informan medios locales nipones, el Gobierno anunciará este mismo viernes medidas para empezar a tratar al bitcoin como una mercancía similar al oro y no como una divisa. Con ello, prohibirá a los bancos y casas de divisas tradicionales operar con la moneda. Además, se exigirá el pago de impuestos a los intermediarios por los beneficios obtenidos.

Al calor de la reciente quiebra de Mt.Gox, la conocida casa de cambio de bitcoin domiciliada en Tokio, la administración nipona quiere regular el comercio de esta moneda y planea ya unas directrices, precursoras en este terreno. Según fuentes cercanas al asunto citadas por la agencia Kyodo, se trataría de clasificar la moneda como un bien similar a los metales preciosos como el oro o la plata, aunque los bitcoins son justo lo opuesto a un metal precioso, que destacan por su condición de materiales inalterables y perdurables en el tiempo y el espacio.

El pasado viernes Mt.Gox anunció un desfase en sus cuentas de casi 3.000 millones de yenes (unos 21,3 millones de euros), y reveló además la desaparición de 850.000 bitcoins que había detectado a principios de febrero. De ellos, 750.000 pertenecían a sus clientes y el resto a la compañía, que cifró su pérdida en 11.400 millones de yenes (unos 81,2 millones de euros) por el supuesto ciberataque. Mt.Gox se plantea presentar una demanda por este robo, algo que puede resultar complicado debido a que la divisa no cuenta con protección legal alguna.

Ante dicha situación, el Gabinete del primer ministro Shinzo Abe tiene previsto aprobar esta semana una primera serie de directivas, según explica el diario económico Nikkei, que servirían como base para aprobar en el futuro una legislación al respecto.

Nuevos impuestos

Según ese marco, las ganancias derivadas del comercio online de bitcoins, los procesos de compra realizados con la criptodivisa y las rentas obtenidas por empresas en esa moneda estarían sujetas a impuestos en Japón, pese a que realizar un seguimiento de esta naturaleza puede ser muy complejo para la autoridad fiscal nipona. Además, ataca a otro de las claves de la divisa, que es el anonimato de las transacciones.

De este modo, Japón se convertiría en la primera economía que regularía el bitcoin, lo que podría incitar a otros Estados a adoptar marcos similares. Hasta ahora algunos países como China o Rusia han buscado tan solo limitar o ilegalizar el uso del bitcoin, en circulación desde 2009, sin crear un marco que regule su intercambio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción